Menú Buscar
Una imagen de archivo del Museu d'Art Contemporani de Barcelona (Macba) / EUROPAPRESS

El sector cultural apoya al Macba frente al "desahucio" del ayuntamiento

Más de 2.600 personas, entre las que figuran 300 personalidades vinculadas al mundo cultural, han reclamado "respetar" la decisión de albergar en la Capilla de la Misericordia la ampliación del museo

28.01.2019 18:11 h.
6 min

Más de 2.600 personas, entre las que figuran 300 personalidades vinculadas al mundo cultural, han reclamado "respetar" la decisión de albergar en la Capilla de la Misericordia la ampliación del Museu d'Art Contemporani de Barcelona (Macba), como han explicado este lunes los impulsores de un manifiesto.

En una rueda de prensa en el Ateneu Barcelonès para presentar el documento inclusivo, la presidenta de la Fundació Macba, Ainhoa Grandes, ha pedido "frenar el desahucio que sufre el Macba a manos del ayuntamiento", en alusión a la decisión de situar en la capilla de la Misericòrdia, cedida hace cinco años al museo, el nuevo ambulatorio del barrio del Raval.

Compaginar el CAP y el Macba

Y es que el pleno del Ayuntamiento de Barcelona debatirá el próximo 22 de febrero un cambio de usos del espacio del museo para destinarlo a fines sanitarios. Para frenar las intenciones del equipo de Ada Colau, hoy se presentado la plataforma +Macba+Cultura, que cuenta con la complicidad de una parte del sector cultural catalán. Durante la rueda de prensa, el director de Barcelona Global, Mateu Hernández, y el galerista de la Sala Parés, Joan Anton Maragall, han coincidido con Grandes en enmarcar la pugna en un "falso debate, triste para la ciudad, la cultura, la salud y especialmente para el Macba", y ha asegurado que "hay espacio tanto para el museo como para la sanidad en el Raval".

Los representantes han afirmado que se trata de una "maniobra política" para quitar un equipamiento al museo y levantar un CAP para el barrio, en un momento en que el Raval vuelve a ser prioritario.

Grandes, que en diciembre presentó un proyecto con la Dirección de Patrimonio de la Generalitat para encajar volumétricamente un nuevo edificio para el CAP Raval Nord en su actual edificio, ha hablado este lunes de un segundo proyecto avalado por una decena de arquitectos destacados y capaz de salvar el ambulatorio en su actual edificio de Josep Lluís Sert. La intención última de esta plataforma es conjugar ambos espacios en un barrio tan castigado en los últimos cuatro años como el Raval

Debate condicionado por las elecciones

En el acto, al que han acudido 80 personas como el director del Macba, Ferran Barenblit, y galeristas como Carles Taché (Galería Taché) y Carlos Durán (Galería Senda), han reclamado al equipo de gobierno municipal un debate sereno, por lo que proponen posponerlo para después de las elecciones municipales. Se trata de no convertirlo en un arma arrojadiza en período electoral

El consorcio del Macba recibió la semana pasada una carta por parte del Ayuntamiento de Barcelona para iniciar la rescisión del contrato de la capilla, ante lo que esta semana presentarán alegaciones, ha explicado Grandes, que ha revelado que el equipo de Colau ha pedido reunirse con el museo para hallar una nueva sede para ellos.

¿Por qué debe quedarse en la plaza?

Entre los argumentos esgrimidos por el museo para situar su ampliación en la plaza, Grandes ha destacado que el calendario real de obras en la misma sede del actual edificio del CAP sería el mismo que levantar la obra nueva en la Misericòrdia, a tenor de las opiniones de Patrimonio, que prefiere un museo en este espacio.

También ha asegurado que la conexión subterránea del museo con la capilla convierten en necesario mantener el espacio actual para el museo. Además, ha destacado que no se puede ubicar una nueva sede del Macba en el CAP actual debido a la necesidad de lograr espacios diáfanos, un requisito que no cumple el centro sanitario. 

Origen del problema

Grandes ha situado la raíz del problema en el momento en que el distrito de Ciutat Vella le ofreció al CatSalut la opción de situar un nuevo centro de salud del Raval en una capilla cedida antes al Macba, y cuyo plan estratégico de ampliación fue aprobado por el mismo Ayuntamiento de Barcelona. La capilla de la Misericòrdia, cedida al Macba en 2013 y catalogada como de uso cultural en 2006, permitiría crecer al museo de 2.500 a 3.000 metros cuadrados expositivos, una ampliación contemplada en el Plan Estratégico del Macba 2020-2022, aprobado en 2017 por el museo, el consistorio de Barcelona, la Generalitat y el Ministerio de Cultura.

Mientras se oían silbatos y pitidos desde fuera a cargo de miembros de la Plataforma Raval Nord, los organizadores de la rueda de prensa aducían: "Esto no es un acto en contra de nadie".

El artista Ignasi Aballí ha inscrito la cuestión en una "pérdida de energía" y de posiciones a nivel cultural en la ciudad de Barcelona y del territorio catalán, y ha lamentado que quitar la capilla al Macba deja en suspenso un proyecto de ampliación necesario.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información