Menú Buscar
Seabin con residuos plásticos en su interior / SEABIN PROJECT

Seabin, una papelera acuática para luchar contra el plástico en el océano

Este contenedor ha sido creado para recolectar los residuos que flotan en el mar

3 min

Los defensores del medio ambiente mantienen una lucha muy intensa contra el plástico, una de las principales amenazas a las que se encuentra expuesto el planeta Tierra. Hace unos días, Crónica Global publicó que unos científicos habían creado de manera accidental una enzima mutante que es capaz de comerse botellas de plástico en tan solo unos días, una posible solución a esta crisis del plástico que vivimos actualmente.

Como complemento a esta enzima existen otras iniciativas, tal es el caso de Seabin, un invento que surge de la siguiente premisa: “Si utilizamos contenedores de basura en la tierra, ¿por qué no tenerlos también en el océano?”. Porque Seabin es una especie de papelera marina que ha sido pensada para recolectar residuos plásticos en los puertos deportivos y comerciales, muelles y clubes náuticos de todo el mundo.

El guardián del mar

El funcionamiento de Seabin es sencillo: se mueve hacia arriba y hacia abajo siguiendo la marea mientras recolecta el plástico que flota en el agua del océano. Una bomba con capacidad para mover 25.000 litros por hora succiona el agua de su alrededor para que se introduzca en la papelera, en cuyo interior se encuentra una bolsa que es donde quedarán almacenados los residuos para su posterior eliminación una vez que se vacíe el Seabin ya fuera del mar.

Pero el Seabin no sólo lucha contra los plásticos, también tiene el potencial de recolectar un porcentaje de aceites y contaminantes que flotan en la superficie marina.

“Seabin no es la solución al problema del plástico”

Los creadores de Seabin afirman que su creación puede ser una herramienta muy útil, y para demostrarlo ofrecen unos cuantos datos de lo que estas papeleras ya están recolectando a lo largo del mundo cada año: 90.000 bolsas de plástico, 35.700 vasos desechables, 16.500 botellas de plástico y 166.500 cubiertos de plástico.

A pesar de la ayuda que puede prestar al medio ambiente, Seabin no es la solución a la contaminación provocada por el plástico. "Creemos que la solución real radica en la educación, en la ciencia y en un cambio de mentalidad. Desde los productores de envases, pasando por los reguladores medioambientales y terminando en los consumidores finales, todos los que forman parte de esta cadena pueden desempeñar un papel importante y tienen la posibilidad, el potencial y la responsabilidad de ser parte de la solución".