Menú Buscar
Imagen de uno de los andenes de Can Peuixaet, en Santa Coloma, donde se produjo la agresión sexual a la chica y la puñalada a su pareja / Trens.cat

Santa Coloma pide más mossos tras el ataque de su 'Manada'

El ayuntamiento de la ciudad metropolitana exige "medidas urgentes" a la Generalitat de Cataluña para "abordar el problema de los menores que generan alarma e inseguridad"

12.11.2018 08:53 h.
4 min

Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) pidió ayer ayuda tras la agresión sexual de su propia Manada, un grupo de unos quince jóvenes que atacó sexualmente a una chica de madrugada en la Estación de Metro de Can Peixauet y apuñaló a su novio cuando éste acudió a defenderla.

En un comunicado [leer aquí], el ayuntamiento que dirigie Núria Parlón (PSC), exigió la Generalitat de Cataluña "abordar, de una manera global y como problema de país, la presencia de estos jóvenes y menores no acompañados que circulan por la geografía catalana sin residencia fija". Según el consistorio, este colectivo "circula por la geografía catalana sin residencia fija cometiendo diferentes delitos y faltas y generando alarma e inseguridad en las ciudades catalanas". El fenómeno requiere de "soluciones urgentes", agrega el Ejecutivo local, ya que "no puede ser abordado, localmente, sin el apoyo del gobierno de la Generalitat de Cataluña".

Entre estas soluciones, subraya el equipo de Parlón, debería figurar una mayor presencia de Mossos d'Esquadra en la localidad, "exigencia hecha a las Juntas Locales de Seguridad".

"Ocupan viviendas deshabitadas"

La nota pública del ayuntamiento de Santa Coloma precisa que el grupo de quince atacantes lo forman "jóvenes sin residencia fija y que ocupan viviendas deshabitadas y en estado ruinoso por falta de mantenimiento e irresponsabilidad en la tenencia de sus propietarios". Al parecer y según el gobierno municipal, la agresión sexual a la joven y el cuchillazo a su pareja "la habrían llevado a cabo, presuntamente, este grupo de jóvenes".

El gobierno de la ciudad metropolitana ha "felicitado también" la "rápida y diligente" actuación de la Policía Local de Santa Coloma, que permitió detener en un breve espacio de tiempo después de los hechos, a "los presuntos autores de las dos agresiones".

Tocamientos antes de apuñalar

Cabe recordar que la agresión sexual a la chica ocurrió a las 6:00 horas de la madrugada en el apeadero de la Línea 9 Norte del Metro de Barcelona. Al parecer y según las primeras informaciones, dos de los agresores, de un grupo total de 15, se abalanzaron sobre la chica cuando dentro del vagón, donde procedieron a realizar tocamientos. El ataque sexual continuó después, en el trayecto que une los andenes con los ascensores de la Estación de Can Peixauet que conducen hasta la biblioteca municipal en la superficie.

Durante toda la secuencia, la joven consiguió sacar el móvil y llamar a su pareja, que acudió a la estación a socorrerla. Al llegar al lugar de los hechos, se produjo una pelea en la que el vecino resultó apuñalado. Tras el incidente acudió la Policía Local de Santa Coloma, que consiguió detener a los presuntos atacantes. El cuerpo de seguridad informó de que los supuestos agresores vivían en una casa okupada y que tenían sarna, una infección que obligará a desinfectar los vehículos policiales y las dependencias donde se puso al grupo de 15 personas bajo custodia.