Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una de las salas de juego inauguradas por el hospital Sant Joan de Déu de Barcelona para los niños ingresados / CEDIDA

Sant Joan de Déu abre seis salas de juego para ofrecer un espacio lúdico a los niños ingresados

El centro ha habilitado en cada planta de hospitalización infantil un área adaptada a una franja de edad determinada o con unas necesidades específicas

3 min

El Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona ha creado seis salas de juego, una en cada planta de hospitalización infantil del centro, para ofrecer a los niños que se encuentran ingresados un espacio lúdico cercano y adaptado a sus necesidades en el que divertirse.

Según ha informado el centro a través de un comunicado, cada una de estas áreas se ha concebido especialmente para una franja de edad determinada, pues hasta ahora la mayoría de espacios de juego estaban pensados para los menores de cinco a once años.

Zonas para bebés, niños y jóvenes

Ahora, en la sexta planta, los bebés disponen de una zona en la que podrán gatear; en la séptima, hay una sala para mayores de seis años, con tobogán incluido; en la octava, un espacio para realizar actividades y espectáculos; en la novena, una sala con juegos sensoriales; y, en la décima, una sala para adolescentes y jóvenes. En la quinta, se ha habilitado una sala de lectura.

Una de las salas de juego inauguradas por el hospital Sant Joan de Déu / CEDIDA
Una de las salas de juego inauguradas por el hospital Sant Joan de Déu / CEDIDA

Cada espacio se ha bautizado con el nombre de una de las cimas más altas del mundo y ha sido ambientado con elementos y juegos que representan a los animales que habitan en dichos entornos naturales. Tanto los pacientes como sus familiares, podrán disfrutar de ellos a cualquier hora del día, aunque también hay horarios prefijados en los que profesionales del equipo Child Life y voluntarios del hospital ofrecen talleres y juegos.

Nuevo núcleo de comunicaciones

Estas zonas de juego se han creado gracias a la construcción de un nuevo núcleo de comunicaciones que facilitará el acceso y mejorará la movilidad entre los edificios del hospital con dos nuevos ascensores.

Además, al lado de cada espacio, hay una sala en la que los profesionales asistenciales se podrán reunir con las familias para abordar cuestiones que requieran intimidad.