Menú Buscar
Entrada del Hospital General de Cataluña (HGC) en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) / CG

Sant Cugat alza un muro y dice 'no' al plan de Comín para el General

La mayoría del pleno municipal rechaza la exclusión del hospital de la red pública, que defiende el consejero de Salud

3 min

Revés en Sant Cugat del Vallés (Barcelona) para el consejero de Salud, Toni Comín. El pleno municipal de la localidad barcelonesa ha rechazado el plan del conseller de excluir al Hospital General de la red pública. Con los votos de CDC, Ciudadanos y Partido Popular, la corporación ha aprobado una moción que pide paralizar una expulsión prevista para el próximo 31 de diciembre.

El texto consensuado entre convergentes, partido naranja y populares exige a Salud dejar sin efecto la resolución del Servicio Catalán de Sanidad (CatSalut), insta a Comín a reunirse con el personal, subraya el derecho de los vecinos de Sant Cugat a tener un hospital público y emplaza al departamento a usar los espacios libres en el complejo médico.

Por último, fija que el consistorio notifique el acuerdo al departamento, empresa y trabajadores.

"Más listas de espera"

Aldo Ciprián, portavoz de Ciudadanos en el consistorio, ha indicado que "el General ayuda a recortar las listas de espera, un ejemplo de ello serían "las 600 personas derivadas de otros hospitales públicos" en el último año.

Por su parte, la teniente de Alcalde de Servicios a la Ciudadanía, Susanna Pellicer (CDC), ha aseverado que la expulsión de la institución de Quirónsalud "redundará sobre las listas de espera y la calidad asistencial de la que gozan los vecinos de Sant Cugat".

Álvaro Benejam (PP) ha tildado de "ocurrencia" la decisión de Comín, "una más del consejero de Salud". Según el edil, la medida "cronificará los problemas de la sanidad catalana" y esconde "los beneficios de la colaboración público-privada".

Mayor alcaldía de CDC

La resolución supone un obstáculo añadido a los planes del republicano, que se añade a la oposición del personal, empresa y un número de vecinos. Ahora, el mayor ayuntamiento gobernado por CDC en Cataluña también rechaza las intenciones de Comín.

Además, el texto aprobado agrieta aún más la relación entre CDC y ERC, que conviven en la coalición de gobierno Junts pel Sí (JxS).

El vínculo entre ambas formaciones se ha debilitado en las últimas semanas por los planes del conseller, a los que se opone la alcaldesa de Sant Cugat, Mercè Conesa, y la diputada Montserrat Candini, que verbalizó su rechazo a la idea y acusó al titular de Salud de gobernar "para la izquierda".