Menú Buscar
El pleno del Ayuntamiento de Sant Cugat que ha rechazado el traslado del jesuita Pere Sala / TWITTER

Sant Cugat se niega a acoger al jesuita acusado de abusos

El pleno municipal rechaza el traslado del religioso y denuncia la "connivencia de las altas estructuras de la Iglesia" que silencian este tipo de casos

19.03.2019 11:21 h.
3 min

Sant Cugat del Vallès no quiere acoger al jesuita acusado de abusar sexualmente a un antiguo alumno cuando este era menor de edad. El pleno del ayuntamiento ha rechazado el traslado de Pere Sala al municipio barcelonés y ha condenado la actitud de silencio y ocultación de la Iglesia católica hacia los casos de abusos a menores. 

La moción ha sido impulsada por ERC del municipio y ha sido aprobada por unanimidad por el pleno del consistorio. La misma propuesta, además, ha dado luz verde a mostrar apoyo a los niños y adolescentes víctimas de abusos sexuales y en contra de este delito a menores practicado por miembros de la iglesia católica.

"Connivencia" de la Iglesia

La moción rechaza, además del traslado, "la connivencia de las altas estructuras eclesiásticas que ha encubierto e intentado silenciar los casos de abusos sexuales a niños y adolescentes". Igualmente, exige que la Iglesia "no tolere" estas prácticas dentro de sus diferentes congregaciones e insta a que "garantia que sus espacios sigan siendo seguros para la infancia". 

La decisión municipal llega pocas horas después de que la congregación de Jesuitas anunciara que trasladaría al sacerdote a la sede que tiene en Sant Cugat. El que fuera profesor de la escuela Sant Ignasi de Barcelona, una de las más prestigiosas de la ciudad, fue acusado por un exalumno hace unos días por, supuestamente, haber realizado tocamientos tanto a él como a su hermano cuando estos estudiaban en la escuela, en los años ochenta. La Compañía de Jesús realizó un comunicado en el que aseguraba que no conocía los hechos antes de que la supuesta víctima los denunciara --algo que esta niega-- y aseguró que iniciaría una investigación para aclarar los hechos. 

Jesuitas de Sarrià

Después de que los dos hermanos dieran a conocer estos hechos, varios exalumnos de la escuela Sant Ignasi --conocida como los Jesuitas de Sarrià, barrio barcelonés en el que se emplaza el colegio-- arrojaron luz sobre los supuestos abusos que sufieron por parte del religioso Pere Sala. Hasta tres personas han denunciado tocamientos de carácter sexual durante su estancia en la institución de enseñanza concertada que señalan tanto a él como a Lluís Tó, otro de los profesores de la institución, ya fallecido. 

Sala lleva años apartado de la docencia y reside en un centro que los Jesuitas tienen cerca de la escuela.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información