Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una enfermera durante la preparación de la vacuna contra el Covid-19 / David Zorrakino (EP)

Sanitarios piden que les hagan tests de anticuerpos para valorar una tercera vacuna contra el Covid

El sindicato de enfermería Satse reclama que se analice el grado de inmunidad del personal y que se refuercen las medidas de protección ante el aumento de contagios

3 min

El sindicato de enfermería Satse ha reclamado a las administraciones públicas catalanas que realicen tests serológicos a los sanitarios para comprobar sus niveles de anticuerpos y, así, conocer el grado de inmunidad que tiene actualmente el personal. De este modo, quieren valorar si es necesaria la inoculación de una tercera dosis de la vacuna contra el Covid-19.

La organización sindical ha recordado en un comunicado que estos profesionales fueron los primeros en la campaña de vacunación. Asimismo, apunta que existen estudios que indican que una tercera vacuna produce niveles de anticuerpos contra la variante Delta entre cinco y once veces más altos en comparación con la segunda dosis.

Refuerzo y mejora de las medidas

Por otro lado, Satse considera “absolutamente necesario” que se refuercen y mejoren las medidas de protección existentes ante el aumento de contagios entre el personal sanitario, que aseguran que se está produciendo. “No hay que bajar la guardia en ningún momento a la hora de proteger a unos profesionales que están en permanente contacto con personas ya diagnosticadas de Covid-19 o que son sospechosas de padecer la enfermedad”, recalcan.

En este sentido, denuncian que aún existen problemas de falta de espacio y ventilación tanto en los centros sanitarios como en los sociosanitarios. Un ejemplo son los vestuarios de los trabajadores que, según explican, en muchos casos no reúnen las condiciones de distanciamiento de seguridad ni ventilación necesarias para garantizar su salud y seguridad frente al coronavirus.

Insisten en las bajas por Covid-19

Desde el sindicato se incide en que los contagios por coronavirus entre los sanitarios implican que las ya de por sí muy deficientes plantillas de enfermería y fisioterapia se reduzcan “todavía más”, con las consiguientes consecuencias negativas que ello conlleva en la atención y cuidados.

Asimismo, Satse ha vuelto a pedir que las bajas laborales por contagio de Covid-19 se consideren de manera directa enfermedad profesional para garantizar una mayor protección y seguridad de los profesionales. En estos momentos, se requiere que los servicios de riesgos laborales dictaminen si el contagio se produjo en el ejercicio de la profesión.