Menú Buscar
Sandro Rosell, junto a su esposa, Marta (d), y otros familiares, tras salir de la cárcel después de 21 meses en prisión preventiva. In dubio pro reo / EFE

Sandro Rosell sale de la cárcel: “Estoy muy feliz”

La Audiencia Nacional deja en libertad provisional al expresidente del Barça tras dos años en prisión preventiva por un supuesto blanqueo de capitales

27.02.2019 19:46 h.
4 min

El expresidente del Barça Sandro Rosell ha salido de la cárcel de Soto del Real este 27 de febrero, tras casi dos años de prisión preventiva por un supuesto blanqueo de 20 millones de euros de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF). Y podrá ver en familia el Real Madrid-Barcelona correspondiente a la vuelta de semifinales de la Copa del Rey.

Sandro Rosell está “muy feliz”, con “ganas de estar con la familia” y de “ver el Barça”. Estas han sido sus primeras palabras tras salir de la prisión, después de que la Audiencia Nacional le haya concedido la libertad condicional tras su declaración en el juzgado por el caso que se investiga. Allí le esperaban su mujer, Marta Pineda, y su hermano, Sergi, entre otros seres queridos.

El clásico, en familia

El abogado de Sandro Rosell, Pau Molins, ha declarado que “ahora falta que se traduzca en absolución”, y ha apuntado que la decisión se produce “justo coincidiendo con que hoy el Barça juega en Madrid”. Preguntado por si vería el clásico en el Bernabéu, ha dicho: “Claro que podría ir si tiene entrada o alguien le invita”. Sin embargo, no acudirá al estadio.

Antes de comenzar la sesión del miércoles del juicio la Sala ha comunicado que el tribunal ha acordado la libertad provisional con medidas cautelares de Sandro Rosell y de su socio el abogado andorrano Joan Besolí, ambos en prisión provisional desde el 25 de mayo de 2017 por esta causa, en la que la Fiscalía pide para ellos 11 y 10 años de prisión, respectivamente.

Sandro Rosell Joan Besoli

Sandro Rosell (i) y su socio Joan Besolí / EP

Medidas cautelares

En un auto la Sala explica que tiene en cuenta que ambos ya han prestado declaración en el juicio, que “han superado los 21 meses de prisión preventiva” y el “carácter excepcional” de esta medida, “máxime estando muy próximo a cumplirse el máximo legal de dos años permitido por la ley”.

No obstante les obliga a asistir a todas las sesiones del juicio y fijar domicilio y teléfono de contacto, les retira el pasaporte y les exige que comparezcan el primer y tercer lunes de cada mes ante el juzgado o comisaría más próximo a su domicilio y que estén a disposición del tribunal cuanta veces sean llamados.

Riesgo de fuga

El tribunal aclara que no accedió antes a dejarles en libertad por el “riesgo de fuga” ya que consideraba “imprescindible que comparecieran en el juicio”. Sin embargo la Sala explica que ha “reexaminado” la situación personal de ambos acusados y “visto que ya han sido oídos en declaración”, y “cualquiera que sea la decisión que se adopte en sentencia”, opta por acceder a la libertad solicitada “sin necesidad de constitución de fianza”.

El fiscal no recurrirá el auto de libertad de ambos acusados porque al tener que ser presentado ante el mismo tribunal no prosperaría.

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información