Menú Buscar
El secretario técnico del Barça, Éric Abidal, y el expresidente del club Sandro Rosell, en una imagen de archivo / EFE

Sandro Rosell “compró un hígado ilegal” para Éric Abidal

Lamela abrió una causa separada para investigar un presunto tráfico de órganos a raíz de una conversación telefónica del expresidente del Barça

04.07.2018 08:22 h.
4 min

El expresidente del FC Barcelona Sandro Rosell está siendo investigado por un presunto delito de tráfico de órganos. Agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional han detectado varias conversaciones telefónicas de Rosell con otra persona en las que se indica que éste “compró un hígado ilegal” para Éric Abidal, exjugador del Barça a quien se diagnosticó un cáncer en 2011.

El ahora secretario técnico del club fue operado de urgencia ese año y volvió al terreno de juego en tan solo un mes. Un año después, sufrió una recaída y se le realizó un trasplante con éxito. En aquel momento, el propio Abidal anunció que era un primo suyo –llamado Gerard y residente en Francia–, quien le había donado el órgano.

Enfado de Bartomeu

En una conversación telefónica interceptada por la policía entre Rosell y un interlocutor que responde al nombre de Juanjo, se habla sobre el tema. “A este tío le compramos un hígado ilegal”, indica Juanjo, a lo que Rosell contesta con un simple “umm”, según la transcripción de los agentes a la que ha tenido acceso El Confidencial.

A través de esta llamada del 20 de abril de 2017, se puede deducir que Juanjo le enseñó al amigo de Rosell y su sucesor al frente del Barça, Josep Maria Bartomeu, una información publicada en prensa en la que Abidal cargaba contra Rosell, que precipitó su salida del club. El todavía presidente del FC Barcelona se enfadó ante las declaraciones del exjugador.

“Vendimos que era del primo”

En la misma conversación Juanjo habla de la explicación que dieron después del trasplante: “Vendimos que era del primo, ¡que era del primo! Le pagamos dos años de contrato, lo que le quedaba”. Rosell responde con una triple afirmación: “Sí, sí, sí”. En otra llamada, fechada de una semana después, es Rosell quien dice que “le salvamos la vida”.

Sandro Rosell se encuentra en prisión preventiva en Soto del Real desde hace un año, cuando fue detenido por presunto blanqueo de capitales e integración en una organización criminal. Los agentes consideran que las nuevas pruebas pueden probar la comisión de un nuevo delito: el de lesiones (tráfico de órganos), por lo que la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha abierto una pieza separada.  

Los abogados lo niegan

La defensa de Sandro Rosell asegura que no tiene constancia de la información publicada este miércoles por El Confidencial. "No tenemos conocimiento de estos hechos. Ni de si son ciertos, ni qué juzgado instruye, ni por qué no se tiene conocimiento del mismo un año después", han dicho. 

Los abogados consideran que "en cualquier caso imaginamos que esta informacion será desmentida por el propio hospital. Es del todo extraño pensar que se puede comprar un hígado ilegal y trasplantarlo en un hospital público como es el Hospital Clínic. A lo largo de esta mañana complementaremos la información".

¿Quiere hacer un comentario?
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información