Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El comisario de los Mossos Joan Carles Molinero detalla las sanciones durante el estado de alarma en Cataluña / INTERIOR

Más de 445.000 sanciones en Cataluña durante el estado de alarma

Del total de multas, más de la mitad se han impuesto por incumplir las restricciones de movilidad

2 min

Los Mossos d'Esquadra y las policías locales han impuesto 445.445 propuestas de sanción en el conjunto de Cataluña durante el estado de alarma. De estas, la gran mayoría --278.988-- han sido por incumplir las restricciones de movilidad, tanto comarcal, como municipal o perimetral.

Según ha detallado este viernes el comisario de los Mossos Joan Carles Molinero, del total, 170.000 se impusieron durante el primer estado de alarma, y otras 270.000 durante su segundo periodo, desde octubre de 2020 hasta el pasado fin de semana. Las 33.000 restantes, durante el periodo en que decayó este decreto --en verano--.

Uso de la mascarilla y desobediencia

Un 15% del total de sanciones, alrededor de 68.000, fueron por incumplir la obligación de uso de la mascarilla, y cerca del 8% por desobediencia o resistencia a los agentes de la autoridad. Por ámbito territorial, la región Metropolitana Nord copó el 28% de las multas --unas 125.000--, y la Sud otro 20% --más de 87.000--; mientras que solo Barcelona acumula un total de 80.300, lo que supone el 18% del total.

Además, durante este periodo, la policía catalana ha detectado casi 570 estafas vinculadas con la falsa venta de vacunas --cabe recordar que no están a la venta, y las administra el sistema público de Salud--, así como de material sanitario y desinfección de residencias.

Botellones el fin de semana

Tras los botellones y aglomeraciones del pasado fin de semana, coincidiendo con el fin de toque de queda, Molinero ha indicado que para este no se prevé un dispositivo especial del cuerpo autonómico, pese a que la presencia policial continuará en los denominados "puntos críticos".

Y es que en zonas como el Born o la plaza del Macba se repiten reuniones de decenas de personas que beben alcohol en la vía pública --algo prohibido ya antes de la pandemia--, sin guardar la preceptiva distancia de seguridad ni utilizar mascarilla.