Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Guardia Urbana de Lleida, que ha sancionado a un bar musical de la ciudad por usar a las mujeres como "reclamo" / EUROPA PRESS

Sancionan a un bar musical de Figueres que usaba a las mujeres como “reclamo”

El local, que cobraba solo a los hombres por la entrada con una consumición, se enfrenta a una multa de entre 15.000 y 50.000 euros

4 min

La Guardia Urbana de Figueres ha sancionado a un local musical de la Plaça del Sol por cobrar entrada solo a los hombres. En concreto, el establecimiento sancionado pedía 10 euros por una entrada con consumición a los varones y permitía el acceso gratuito a las mujeres, lo que el consistorio interpreta como una discriminación por razón de sexo.

La denuncia se interpuso el pasado sábado, después de que el local anunciara públicamente la diferencia de precio a través de las redes sociales.

La mujer como "objeto de reclamo"

“Cuando no pagamos por el producto, nos convertimos en el producto. No queremos concebir a la mujer como objeto de reclamo, estamos totalmente en contra de estas conductas y las perseguimos para poner fin a la cosificación de las chicas”, ha denunciado la alcaldesa de la localidad, Agnés Lladó, a través de su perfil oficial de Twitter. “Queremos acabar con todas las discriminaciones sexistas para que ninguna chica piense que su cuerpo es la entrada a ningún sitio”, añadía.

Agnes Lladó comparte el anuncio con el que el bar se publicitaba en las redes sociales / TWITTER
Agnes Lladó comparte el anuncio con el que el bar se publicitaba en las redes sociales / TWITTER

La Guardia Urbana ha denunciado al local por una cuestión de discriminación por razón de sexo, una infracción muy grave que lleva multas asociadas que van de los 15.000 a los 50.000 euros.

"Si no pagas, el producto eres tú"

Las mujeres nos tenemos que hacer valer, en el momento en que tu no pagas por un producto es evidente que el producto acabas siendo tú. Es evidente que las mujeres y sus cuerpos no pueden ser nunca un reclamo en ninguna actividad, sea recreativa o sea la que sea”, ha sostenido la alcaldesa.

Agnès Lladó ha añadido: “Lo que debemos hacer para preservar los derechos de las mujeres, pero también los de los hombres y de la sociedad en general, es hacer que estas actitudes, estas propagandas o márketing desaparezcan, porque lo que acaban haciendo es cosificando el cuerpo de las mujeres y las mujeres no somos sólo un cuerpo”.

Erradicar la desigualdad

La alcaldesa ha pedido que este tipo de actitudes, que en otro tiempo se hacían, “queden erradicadas en el siglo XXI”. “Las chicas deben saber que su cuerpo es respetado y, por lo tanto, necesitamos que las administraciones actúen en este sentido y es lo que hemos hecho desde el Ayuntamiento de Figueres”, ha señalado Lladó

Los agentes actuaron después de detectar los anuncios en las redes sociales y la policía administrativa, que realiza controles periódicamente, ha actuado.

El bar se disculpa

La dirección del local musical ha admitido el error, aunque subraya que ignoraba la normativa, y ha pedido disculpas a quienes se hayan sentido discriminados u ofendidos. La dirección atribuye el error a su departamento comercial y de redes sociales, "pensando que era algo legal, ya que lo habían visto en otros lugares", ha trasladado a la patronal del ocio nocturno Fecasarm.

El local ya ha retirado la publicación en la que anunciaba la entrada gratuita para mujeres y sus responsables señalan que no han querido sacar provecho del género femenino.