Menú Buscar
Una mujer atiende a un residente de un geriátrico / PIXABAY

El Govern sancionará a una residencia de Barcelona tras la muerte de dos ancianos

La Consejería de Salud investiga otros seis casos más de posible dejación en el centro Hestia Palau de la capital catalana

3 min

La Consejería de Salud de la Generalitat ha anunciado la apertura de un expediente sancionador a la residencia de ancianos Hestia Palau de Barcelona. El departamento del Govern reconoce deficiencias en la atención de dos personas mayores usuarias del centro en plena pandemia del coronavirus, que acabaron falleciendo. Además de estos dos casos, hay seis más en estudio de características similares. 

La Fiscalía ha sido informada de las ocho investigaciones abiertas respecto al tratamiento de personas de edad avanzada en el centro Hestia Palau. Además de los indicios de dejación para con los ancianos, sus familias denuncian la falta de comunicación por parte de la dirección de la residencia. 

Deshidratados y desnutridos

Uno de los fallecidos por los que el centro será sancionado reflejaba rasgos de deshidratación y desnutrición, según ha informado uno de sus familiares, a lo que se sumaba una evidente falta de higiene. El hombre tuvo que ser ingresado en el Hospital de Sant Pau tras haberse contagiado de Covid-19, donde finalmente perdió la vida. 

Otro testimonio denuncia la falta de atención que sufrió su madre, que daba señales de ahogos y problemas para respirar. A pesar de que los responsables del centro sociosanitario conocían su estado, el testigo asegura que no quisieron ingresarla en el hospital y acabó muriendo en el centro.   

Falta de información

La falta de comunicación sobre el estado de los internos a las familias es otro de los puntos destacados en las denuncias de los familiares contra Hestia Palau. Un rasgo de la actividad del centro que incluso han reconocido desde el equipo gestor en declaraciones a TV3. Este ha sido "el fallo más importante" en el que han caído, aseguró el portavoz de la residencia. 

Sobre la carencia de higiene y la dejación de los servicios a ancianos, el trabajador de Hestia Palau aseguró que las acusaciones no son ciertas, a pesar del expediente que Salud ha iniciado