Menú Buscar
Cinco personas rescatadas son llevadas a bordo del 'Aquarius' el lunes 13 de agosto, Sánchez ha negado su acogida / EFE

Sánchez rechaza ahora al ‘Aquarius’ tras la reunión con Merkel

España asistirá a la próxima cumbre migratoria en Salzburgo apoyada por Alemania para pedir mayor compromiso del resto de países de la UE

14.08.2018 10:41 h. Actualizado: 14.08.2018 10:51 h.
4 min

El Gobierno de Pedro Sánchez no tiene intenciones de volver a repetir la operación de hace dos meses cuando acogió a los 630 migrantes del barco Aquarius. Ahora, el Ejecutivo considera que España "no es el puerto más seguro" por lo que ha pedido a la UE un lugar donde desembarcar a los 141 inmigrantes que rescató frente a las costas de Libia el pasado viernes. La decisión se produce días después de la reunión entre Sánchez y la canciller alemana Angela Merkel en Cádiz.

La Moncloa ha denegado el llamamiento efectuado por las ONG SOS Mediterranée y Médicos sin Fronteras, que gestionan el buque y que como sucedió el pasado junio han recibido la negativa de Malta y de Italia de atracar en alguno de sus puertos.

Presión a la UE

La decisión del Ejecutivo español ha levantado polémica y algunos rumores sobre la verdadera razón por la que no se acogerá a los 141 nuevos inmigrantes. La canciller alemana, respaldaría a Sánchez en Bruselas en el debate de la crisis migratoria, pero a cambio de que España endurezca su propia política, para evitar que sus migrantes "irregulares" lleguen a suelo alemán.

Merkel y Sánchez han coincidido durante el encuentro del pasado sábado, en que la oleada migratoria no es solo un problema de España, por lo que no debe afrontarlo en solitario. Ambos países, junto a Francia y Portugal presionarán en bloque a la Unión Europea para que el próximo 20 de agosto en la cumbre migratoria en Salzburgo se evite que cada país tome su propio rumbo en política migratoria.

Situación “diferente” para que 'Aquarius'

En esta ocasión, los 141 inmigrantes que viajan a bordo --de los que la mitad son menores y 67 de ellos no acompañados-- proceden de países como Bangladesh, Camerún, Ghana, Costa de Marfil, Nigeria, Senegal, Eritrea, Somalia, Marruecos y Egipto.

Pero el Ejecutivo español cree que no existe "la misma situación de crisis humanitaria" que hace dos meses, cuando la cantidad de personas que aguardaban un puerto tras días a la deriva tuvieron incluso que ser transportadas en tres barcos a Valencia.

Barcelona se ofrece

Como ya ocurrió en junio, Barcelona ofrece su puerto para acoger el Aquarius con sus 141 pasajeros. La alcadesa accidental Laia Ortiz, lo anunció el lunes, cuando aseguró que Barcelona “siempre estará comprometida con la vida”.

Ortiz instó al Gobierno de Sánchez a que “continúe comprometido” con la llegada de migrantes y también a que se garanticen permisos de trabajo. También lanzó un mensaje a la Unión Europea en el que ha alertado de un “auge de la extrema derecha”, lo que pone en peligro los fundamentos europeos.  

La posición de la UE

Ante esta situación, la Comisión Europea (CE) ha dicho hoy estar en contacto con varios estados miembros de la Unión Europea (UE) y ha ofrecido su "total apoyo diplomático" para resolver la situación.

El Ejecutivo comunitario, no obstante, no ha ofrecido detalles sobre los países con los que la CE ha tratado ni sobre el desarrollo de esas conversaciones.