Menú Buscar
Miquel Sàmper, consejero de Interior, detallando el toque de queda / EP

Sàmper anima a delatar ante la policía a quien incumpla las restricciones

El conseller de Interior ha asegurado que los agentes realizarán un control "más exhaustivo" que el de la primera fase de la pandemia

4 min

El conseller de Interior, Miquel Sàmper, ha animado a los ciudadanos catalanas a delatar ante la policía a quien se salte las medidas restrictivas anunciadas este miércoles por el Govern. Sàmper ha reconocido que es "imposible" que los Mossos d'Esquadra y las policías locales controlen en "cada casa" el cumplimiento de las restricciones para evitar el contagio del coronavirus, por lo que ha demandado "corresponsabilidad" a la ciudadanía.

Con la mirada puesta en garantizar el cumplimiento de las nuevas normas, los Mossos y las policías locales ampliarán su coordinación para llevar a cabo un control "más exhaustivo", ha asegurado Sàmper. Los controles serán, incluso, más amplios que los producidos durante la primera fase de la pandemia, ha explicado.

Dentro de la burbuja

El conseller ha apelado a la responsabilidad de los ciudadanos a la hora de limitar sus contactos. En este sentido, ha pedido que los limiten dentro de su "burbuja" de convivencia. Es por eso que Sàmper ha pedido que, si alguien detecta que en alguna casa vecina se reúne más gente de la permitida, se avise a la policía.

"Los efectivos policiales tienen que saber los focos" donde se incumplen las restricciones, ha subrayado Sàmper. El responsable de Interior ha reconocido que le sabía mal pedir a la gente que delate a sus vecinos si incumplen las medidas de prevención, pero ha confesado que tenía que hacerlo porque "es la realidad".

Coordinación entre los cuerpos

Una de las principales mejoras del dispositivo policial se dará en lo correspondiente a la coordinación entre Mossos y agentes locales. A partir de ahora, ambos cuerpos deberán reportar un informe diario sobre los efectivos afectados por coronavirus y las denuncias que han interpuesto ante particulares y locales por saltarse las restricciones.

"Con los mismos efectivos, seremos más eficaces", ha garantizado Sàmper. No obstante, el conseller ha insistido en que ni la policía autonómica ni las locales pueden llegar a todas partes, por lo que ha pedido la colaboración ciudadana para denunciar a los que incumplan las restricciones. "Pueden perjudicar a los que lo hacen bien", ha puntualizado.

Sin fin recaudatorio

El fin de esta petición no es recaudatorio, ha asegurado Sàmper. El objetivo principal, en sus palabras, es disuadir de actitudes que pueden poner en riesgo la salud pública, lo que en caso de reincidencia puede acarrear sanciones de hasta 6.000 euros.

El consejero de Interior ha detallado que hasta el momento ya se ha tramitado 60.000 denuncias interpuestas por las fuerzas de seguridad en Cataluña durante la primera fase de la pandemia, de las que más de 3.000 ya han sido cobradas. En su mayoría tienen un importe mínimo de 300 euros, que además se reduce en un 40% si se paga al instante.

Destacadas en Vida