Menú Buscar
Imagen de una de las vecinas de Cornellà que apareció en 'Salvados, mi barrio', el último programa de Évole / CG

Los tres momentos más emocionantes del último 'Salvados'

Jordi Évole se despide del programa de La Sexta tras once años recorriendo las vidas de vecinos de Cornellà de Llobregat

06.05.2019 01:24 h.
5 min

"Emocionante", "a flor de piel", "lágrimas durante todo el programa". Son algunas de las expresiones que han utilizado internautas en las redes sociales para describir Salvados, mi barrio, el último programa de La Sexta con el periodista catalán Jordi Évole como presentador.

El reportero se ha adentrado en las vidas de sus vecinos de Cornellà de Llobregat (Barcelona), localidad donde nació y creció. Tras haber entrevistado a Nicolás Maduro, navegado por el Mediterráneo con la oenegé Proactiva Open Arms, haber conducido cara a cara eléctricos entre políticos rivales o departido con el Papa Francisco, el profesional ha vuelto a sus orígenes, rodando un especial sin producción previa ni guión en Cornellà de Llobregat, localidad del cinturón obrero de Barcelona.

Limpiando de rodillas

Uno de los testimonios más desgarradores del último Salvados de Évole --tomará el relevo del periodista catalán su colega Fernando González Gonzo-- ha sido el de una vecina originaria de Galicia e instalada en Sant Ildefons. "Fregaba a mano el suelo porque a la señora le parecía que quedaba más brillante que con fregona", ha narrado la ciudadana. "Subí al tren con 3.000 pesetas, dos maletas y casada, porque mi madre no quería marchar sin que yo pasara por la vicaría", ha agregado la entrevistada, viuda, que ha abierto las redes en canal al contar la muerte de su marido en la obra.

Otro de los momentos estelares del programa ha sido cuando el periodista se ha sentado a conversar con tres vecinas de Cornellà entradas en edad. "¿Qué les parece la revolución feminista?", les ha preguntado la estrella de la televisión.

"Nos encanta. En nuestra época, la mujer estaba supeditada al hombre", han indicado. Tras ello, han arrancado a explicar lo que les hubiera gustado hacer en la vida de haberse topado con otra situación social, en un auténtico clímax televisivo.

"Mi mujer pierde la memoria"

Las batallas cotidianas de los cornellanenses han quedado tambié reflejadas en la historia de otro vecino, originario de Sahagún (León), que no ha tenido reparos en definirse como "un inmigrante dentro de España" y ha rehusado por completo el uso político de la inmigración. "Si vienen aquí es porque estarán mejor", ha defendido. Ello ha provocado el aplauso de tocayos como el periodista Jesús Maraña, que lo ha loado en las redes sociales.

Su desgarradora intervención no ha terminado aquí. Ante un Évole que ha cerrado sus once años al frente de Salvados en casa, el ciudadano ha explicado que su mujer "está perdiendo la memoria". "¿Y cómo lo lleva ella, eso de perder la memoria?", le ha preguntado en un momento de alto voltaje narrativo. "Quien lo lleva mal soy yo. Porque no puedo tener una conversación con ella", ha apostillado el vecino.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Más información