Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El Ministro de Sanidad, Salvador Illa, en el Congreso de los Diputados / EE

Salvador Illa advierte de que vienen semanas "muy duras"

El ministro de Sanidad señala que la la situación es "muy preocupante" e "inestable" en muchos territorios del Estado

3 min

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, alerta de que España se enfrenta a semanas "muy duras" en la lucha contra el Covid-19. Por eso, prevé que este invierno será un "periodo complicado" para el país y para Europa.

El secretario de organización del PSC subraya que la situación es "muy preocupante" e "inestable" en muchos territorios del Estado, lo que llevará el "horizonte" de la situación actual hasta, al menos, dentro de "cinco o seis meses", cuando la vacuna haya sido distribuida a un número razonable de ciudadanos.

Horizonte: Primavera

El Gobierno mantiene que las primeras dosis podrían llegar entre finales de 2020 y principios de 2021, pero eso no implica que el objetivo se “pasar el mes de noviembre”, sino controlar la pandemia hasta “la primavera del año que viene”. Hasta entonces, indica, “habrá que ir con cuidado, aprender a convivir con el virus sabiendo que el invierno es más peligroso que el verano".

El ministro, en una entrevista este jueves a Onda Cero, ha hecho referencia a la posibilidad de decretar el toque de queda en todo el país, como se ha hecho "en otras partes de Europa". Sin hacer referencia al borrador que ha elaborado el Departamento de Sanidad, matiza que va a "escuchar" la opinión de las comunidades autónomas en la reunión de la Comisión Interterritorial del Sistema de la Seguridad Social de este jueves.

Toque de queda

Esta misma mañana se ha hecho público el texto que el Ministerio ha elaborado para afrontar la pandemia en los próximos meses. En él se contemplan cuatro escenarios distintos en función del índice de incidencia que presenten las autonomías y va, desde las medidas higiénicas actuales a los cierres perimetrales, pasando por el toque de queda a las 22 horas para todos aquellos comercios no esenciales.

El documento debe servir para fijar "un marco" en el que las comunidades autónomas puedan moverse, señala a Illa. Aun así, subraya que este listado de propuestas "no es automático" y puede modificarse con las aportaciones de los responsables de los gobiernos autonómicos.  En cualquier caso, señala, se realizará "un trabajo de interpretación y de actuación de cada comunidad autónoma con el apoyo del Ministerio", que, "da un margen de flexibilidad", concluye.