Menú Buscar
Un cartel en contra de la violencia de género / EFE

Se salva de la cárcel a cambio de realizar un curso de igualdad de género

El fallo obliga al acusado a someterse a un tratamiento para curar su ludopatía y le prohíbe acercarse a menos de doscientos metros de su exmujer en los próximos dos años

14.11.2019 11:26 h.
2 min

Un hombre, acusado de amenazar y acosar a su expareja, podrá escaquearse de entrar en prisión a cambio de realizar un curso formativo y educativo de igualdad y no discriminación. Así lo ha determinado un juez de Lleida, con la bendición de la Fiscalía.

De este modo, tal y como adelantó el Segre y recoge La Vanguardia, el acusado se enfrentaba a una pena de un año de cárcel y en el juicio celebrado durante esta semana se llegó al acuerdo citado.

Reconducir la conducta

El objetivo de la decisión tomada es que el hombre --que rompió una orden de alejamiento-- reconduzca su conducta con un programa impartido fuera de la cárcel. La defensa del inculpado y la acusación particular se mostraron conformes con la oferta del juez y del fiscal.

El fallo obliga al acusado a someterse a un tratamiento para curar su ludopatía y le prohíbe acercarse a menos de doscientos metros de su exmujer en los próximos dos años. Antes de la sentencia, el vecino de Lleida tuvo que admitir su culpabilidad y declarar que entendía perfectamente el trato, que quedaría sin efecto en caso de incumplimiento de las normas.

Una medida poco frecuente

Este tipo de cursos formativos no suele aplicarse demasiado, tan solo en contadas ocasiones.

El pasado mayo, en Murcia, un hombre al que se le concedió la suspensión de la pena impuesta por un delito de quebrantamiento de la orden que le impedía acercarse a su expareja, ingresó en la cárcel al no seguir el curso formativo en cuestión.