Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El secretario general de Salut, Marc Ramentol / 324

Salut reclama responsabilidad para evitar endurecer las restricciones tras Semana Santa

El Govern estudia volver al confinamiento comarcal en caso de que los contagios se disparen tras el periodo festivo

3 min

El secretario general de Salut, Marc Ramentol, ha pedido este miércoles "responsabilidad" a la ciudadanía para evitar que los contagios se disparen durante las vacaciones de Semana Santa y entrar en una "cuarta ola muy pronunciada", después de varios días de aumento de los índices epidemiológicos.

Si los indicadores del Covid-19 siguen al alza, el Govern plantea endurecer las restricciones. Entre estas, volver al confinamiento comarcal o reducir de nuevo los horarios de la hostelería, que sigue sin poder servir cenas --el cierre es a las 17.00 horas--.

Movilidad por Semana Santa

"Podemos movernos, pero los desplazamientos están limitados a la interacción con nuestra burbuja", ha señalado en la misma rueda de prensa el titular de Interior, Miquel Sàmper. "Si los índices [del virus] empeorasen, el paso lógico sería volver atrás", ha señalado respecto al confinamiento comarcal. Eso sí, ha subrayado que el Procicat todavía no ha abordado esta cuestión.

El 'conseller' de Interior en funciones, Miquel Sàmper / 324
El 'conseller' de Interior en funciones, Miquel Sàmper / 324

Durante los días festivos, los Mossos d'Esquadra y las policías locales desplegarán por todo el territorio unos 1.700 controles de tráfico. Habrá dispositivos específicos para realizar test alcoholemia y consumo de otras drogas.

Controles en parques naturales

El dispositivo durará cinco días, según ha detallado el comisario Joan Carles Molinero, y su objetivo será el de evitar accidentes en las vías catalanas. También se desplegará un operativo policial en parques naturales para que no se produzcan aglomeraciones y garantizar que quienes accedan cumplan las medidas sanitarias.

Molinero ha detallado que el pasado fin de semana, la policía catalana, junto a los cuerpos locales, levantó más de 1.800 actas por incumplimiento de las restricciones vigentes para frenar el coronavirus.  El comisario también ha pedido que se evite la celebración de fiestas --no permitidas-- en domicilios y naves abandonadas. Todo ello, en plena polémica por la decisión del Ministerio del Interior de permitir a la Policía aplicar la patada en la puerta para frenar celebraciones multitudinarias en domicilios particulares en plena pandemia, una medida que la judicatura ha tildado de "desproporcionada".