Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una dosis de la vacuna de AstraZeneca adminsitrada en Cataluña / EP

Salut da por “prácticamente” acabada la vacunación en mayores de 80 años

Las autoridades sanitarias llaman a la calma ante la incertidumbre con los sueros de Janssen y AstraZeneca

3 min

Las autoridades sanitarias catalanas han celebrado este martes haber entrado en lo que consideran la fase final de la campaña de vacunación contra el coronavirus en el grupo de edad más avanzada. “En mayores de 80 años, prácticamente estamos acabando”, ha asegurado Carmen Cabezas, subdirectora de Promoción de la Salud en una rueda de prensa conjunta con la consejera Alba Vergés y Josep Maria Argimon, secretario de Salud Pública.

“Quedan algunas personas en atención domiciliaria y es más artesanal llegar hasta ellas”, ha detallado la doctora Cabezas. El 85,5% de personas de este grupo de edad, que recibe citación directamente a través de su centro de atención primaria para recibir la vacuna de Pfizer, ya ha recibido la primera dosis.

Citas desde el ambulatorio y por SMS

En el segundo grupo, el de entre 70 y 79 años, que también está siendo vacunado con Pfizer --mañana debía añadirse la de Jannsen, pero ha quedado paralizada-- a través de una llamada del ambulatorio, la cobertura es del 15,7%.

La cobertura es superior en el caso de la franja de edad de entre 60 y 69, entre quienes asciende al 49%, ya que en este caso se les administra el suero de AstraZeneca, a través de una convocatoria por SMS. El cuarto grupo es el de personas con enfermedades graves, que reciben la vacuna en el propio hospital o centro donde se les atiende.

Incertidumbre con Janssen

Respecto a la paralización de las 24.000 dosis del fármaco de Janssen que debían llegar a Cataluña mañana y finalmente no se entregarán después de que EEUU lanzara una advertencia por los casos de trombosis, Cabezas ha señalado que estarán “pendientes de lo que diga la FDA”, la reguladora estadounidense de medicamentos. También ha querido hacer un llamamiento a la calma con las vacunas de AstraZeneca, que según ha indicado solo rechaza un 10% de la población citada, y que reduce el riesgo de morir o acabar en la uci.

Por su parte, Argimon ha destacado “el potencial efecto barrera que tenemos cuando vacunamos a muchas personas”. “Tenemos que mirar el colectivo y este efecto colectivo de protección”, ha reclamado. Sin embargo, los responsables han aclarado que quienes sean citados y rechacen la vacuna tendrán más oportunidades, aunque han pedido aceptar la dosis desde un primer momento, ya que se les está otorgando prioridad con respecto a los jóvenes y ello “evita ingresos, evita ucis y evita muertes”.