Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La 'consellera' de Salud, Alba Vergés / EP

Salud interrumpe la vacunación masiva y culpa a España de la falta de dosis

La 'consellera' Alba Vergés arremete contra el Ministerio de Sanidad a pesar de que la responsabilidad del aprovisionamiento corresponde a la farmacéutica AstraZeneca

5 min

El secretario general de Salud, Marc Ramentol, ha reconocido que Cataluña tendrá que interrumpir la campaña de vacunación masiva después de que el Ministerio de Sanidad les haya notificado que el próximo lunes, 29 de marzo, no llegarán las 148.000 dosis comprometidas por la farmacéutica AstraZeneca. En declaraciones en TV3, Ramentol ha explicado que el siguiente lunes, el 5 de abril, les enviarán más inmunizaciones, pero ha remarcado que de momento ignora la cantidad. Se cumplen de este modo las advertencias de que la Generalitat se había pasado de optimista al anunciar su hoja de ruta para aplicar la profilaxis frente al coronavirus por, precisamente, los problemas logísticos con el grupo británico. 

La consellera de Salud, Alba Vergés, ha ido un paso más allá y ha convertido esta realidad en otro envite político contra el Gobierno. "Qué vergüenza, El Ministerio nos acaba de informar de que las 148.000 vacunas de AstraZeneca que tenían que llegar la semana que viene no llegarán. Se retrasan, como mínimo, hasta el 5 de abril. Ya basta de este despropósito", ha denunciado Vergés en Twitter. Critica al interlocutor del Departamento de Salud, aunque el aprovisionamiento de las vacunas depende de la farmacéutica y se negocia a nivel Europeo, cuestión que la Generalitat conoce. Con todo, el contexto de negociación par dar forma al próximo Govern propicia situaciones bizarras como la que se ha vivido con una de las consejeras con menor popularidad del Ejecutivo en funciones. 

Sistema de cita previa confuso 

No es el único desaguisado que se ha propiciado con el nuevo periodo de vacunación con el fármaco de AstraZeneca que ha tenido lugar en Cataluña. El Govern ha puesto el foco en el colectivo de entre 60 y 65 años y a través de un sistema de cita previa que ha generado confusión. Y es que Salud había previsto inmunizar primero a los profesionales esenciales o que tuvieran algún problema de salud identificado, a los que ha enviado un SMS con el enlace para pedir cita en una web.

El problema es que el "link" divulgado estaba abierto. Es decir, circuló por las redes sociales y todas las personas de esta franja de edad que no cumplían los requisitos iniciales establecidos también han podido solicitar una cita para recibir el pinchazo. Según el departamento, este nuevo retraso en la entrega de las dosis comprometidas no afecta las citas que ya están programadas --solo se ofertó el stock que ya controla la Generalitat, de alrededor de 120.000 dosis--, pero sí impedirá programar nuevas fechas.

Nuevo retraso

Ramentol ha lamentado que este "nuevo contratiempo" es "una afectación importante" y ha admitido que, desde el punto de vista organizativo, "es muy difícil de gestionar" esta parte del proceso. Reconoce que "hay mucha demanda" de la población, especialmente la de riesgo, pero que con las unidades actuales no se puede brindar la ansiada inmunización prevista. 

La inestabilidad en las entregas de AstraZeneca ha sido una constante en los últimos tiempos. De hecho, esta semana Cataluña esperaba 60.000 dosis y finalmente ha recibido la mitad: 15.000 el pasado lunes y 17.000 que llegan este viernes. El debate sobre la logística con la farmacéutica se mantiene desde Bruselas. En el plano médico, cada vez existe más consenso sobre las ventajas de esta vacuna más allá de pequeños efectos secundarios. Con todo, es preferible la barrera que supone para la propagación del coronavirus.