Menú Buscar
Una de las entradas del Hospital de Sant Pau de Barcelona, donde tuvo lugar la negligencia médica / SANT PAU

Salud indemniza con 69.000 euros a una familia por negligencia médica

Un error durante una operación de cadera en el Hospital de Sant Pau de Barcelona provocó el fallecimiento de la paciente

05.02.2019 09:46 h. Actualizado: 05.02.2019 09:47 h.
3 min

La Consejería de Salud de la Generalitat pagará 69.172 euros a una familia como indemnización por mala praxis. Los hechos que han llevado a esta decisión ocurrieron en el Hospital de Sant Pau de Barcelona, en la que una paciente perdió la vida por un error en la operación de cadera a la que se sometió. 

El acuerdo al que se ha llegado entre la familia de la fallecida y el Servei Català de Salut establece una indemnización de 50.000 euros para el marido de la paciente. A este montante se le sumarían 19.172 euros más como compensación por la negligencia médica a los hijos de la víctima, repartidos de forma equitativa entre los cuatro vástagos (es decir, 4.793 euros para cada uno). 

Operación de prótesis de cadera

La mujer fallecida, de 70 años, fue sometida a una operación para implantarle una prótesis en la cadera. Según la denuncia interpuesta por la familia, defendida por la asociación Defensor del Paciente, el equipo cirujano que llevó a cabo la intervención introdujo uno de los tornillos de sujección de la prótesis más de lo debido. Esta acción afectó a la cavidad pélvica y produjo una lesión en la vena ilíaca que hizo descender la presión arterial de la paciente. 

A pesar la caída de presión en el sistema sanguíneo de la mujer, no se investigaron sus causas. De acuerdo con lo que se especifica en la demanda, la paciente no fue intervenida de nuevo hasta casi seis horas después de permanecer en reanimación, lo que no pudo evitar su muerte.

Acuerdo antes de juicio

Fue entonces cuando la abogada de la familia interpuso una denuncia por negligencia médica. Sin embargo esta fue archivada y se procedió a demandar a la aseguradora del Hospital de Sant Pau, donde la víctima fue intervenida, para lograr una indemnización por la muerte de la mujer. 

Con la vista por la demanda ya señalada, la aseguradora ofreció a la familia dicha indemnización y ésta aceptó. Lo que ha evitado que se celebre el juicio.