Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Saltos de agua en Cataluña /PIXABAY

Los mejores saltos de agua de toda Cataluña para descargar adrenalina

Hay actividades y deportes atractivos todo el año. Sin embargo, algunas propuestas se vuelven más tentadoras en verano. Este es el caso de las que tienen que ver con los saltos de agua en Cataluña.

6 min

La naturaleza siempre es sorprendente. No hay rincón en el planeta que no esconda un lugar o un enclave donde lo natural exhiba todo su enorme poder: cataratas, ríos, selvas, bosques, montañas, paradisiacas playas... Viajar hasta parajes recónditos no es solo una moda pasajera, sino que está justificado por la búsqueda de instantáneas únicas que quedan en el recuerdo para siempre.

Sin embargo, no siempre hay que recorrer miles de kilómetros para dejarse cautivar por escenarios o por bellas estampas. Cataluña es un claro ejemplo, ya que ofrece un sinfín de propuestas en entornos naturales repletos de belleza y encanto. Entre estas, destacan los impresionantes saltos de agua y las pozas.

1. Salt del Molí Fondo

No es el salto más impresionante, pero sí uno de los más bucólicos. Se trata de un salto de agua a los pies de una fábrica abandonada. Una estampa de sencillo acceso a la que se puede llegar aprovechando alguna de las rutas de senderismo de la zona de la Garrotxa. Un plan perfecto para un día en familia.

2. Salt del Grill, en Ripollès

Se trata de una enorme cascada que termina en una de las pozas más famosas en Cataluña. Un lugar en la naturaleza en el que darse un buen chapuzón y que ofrece unas vistas maravillosas. Un emplazamiento muy recomendable, especialmente en verano.

3. Salt de la Caula, uno de los más altos

Nada más y nada menos que 30 metros de altura son los que tiene este salto de agua. Para disfrutarlo al máximo, es recomendable aprovechar la visita para recorrer alguna ruta de senderismo en la zona. Cerca del salto del agua hay una poza apta para el baño, ideal para refrescarse especialmente en los meses de verano. También está a pocos kilómetros de uno de los pueblos más famosos del Alt Empordà: Sant Llorenç de la Muga. Una excusa más para visitar este sitio, un espacio rodeado de un entorno idílico donde bañarse en Cataluña en plena naturaleza.

4. Salt del Tenes, el mayor atractivo del Espai de Sant Miquel del Fai

Además de lo impresionante de este salto de agua, el paraje brinda una grata sorpresa: ofrece la posibilidad de pasar por debajo de la cascada y recorrer un pasillo natural en la pared de la montaña. Se trata de un lugar especialmente hermoso gracias a las vistas añadidas desde su localización: la abadía y el valle del Tenes.

Es sorprendente encontrar a tan solo unos kilómetros de Barcelona un sitio tan alejado de lo cosmopolita. Naturaleza en estado puro es este salto, por lo que se convierte en el entorno perfecto para pasar un día alejados del ruido y la contaminación de los grandes núcleos urbanos. Aparte de la cascada y de sus vistas, es interesante aprovechar la jornada en las zonas adyacentes. En este sentido, hay varias áreas habilitadas para el picnic al lado del río.

5. La cascada del Sant Esperit

No puede haber una lista de pozas o de saltos de agua en la que no aparezca esta espectacular cascada. Para admirar este salto de 30 metros de desnivel, hay que poner rumbo hasta el Vall de Boí, en Lleida. Merece absolutamente la pena la visita, aunque sea solo para ver esta cascada en forma de desniveles que dan lugar a estanques. Aunque en algunos no está permitido el baño, en otros sí que es posible refrescarse. La zona ofrece numerosas posibilidades en cuanto a pozas y actividades.

Para aquellos que no solo quieren pasar el día en el agua, atención a las rutas posibles que llevar a cabo en este enclave natural. La ermita de Sant Nicolau es una de las visitas obligatorias en prácticamente todas ellas.

El Toll de l’Olla en la Conca de Barberà en Tarragona, Els 7 Gorgs en el Ripollès y L'Estany del Gerber en el Pallars Sobirà son otros enclaves que anotar. Pozas a las que ir a pasar el día y que forman parte de una lista en la que tampoco puede faltar Gorg Sadernes en la Garrotxa.

En este caso, se trata de rutas interesantes que se pueden hacer en familia y que concluyen en las más bellas pozas de la naturaleza catalana. Una demostración de lo que Cataluña ofrece y de por qué cada día son más los que acuden a estas localizaciones.