Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El comisario jefe de los Mossos d'Esquadra, Eduard Sallent / EFE

Sallent: "No toleraremos actitudes racistas o xenófobas en los Mossos"

El comisario jefe del cuerpo muestra su repulsa al audio que demostraría como un agente llamó "negro de mierda" y "mono" a un joven de Sabadell

3 min

El comisario jefe de los Mossos d'Esquadra subraya que el cuerpo "no tolerará ninguna actitud o conducta racista, xenófoba o discriminatoria". Eduard Sallent se pronuncia así tras conocer la grabación que demostraría que un agente habría llamado "negro de mierda" y "mono" a un joven de Sabadell

En una carta dirigida a los agentes, a la que ha tenido acceso Crónica Global, Sallent recuerda que, por estos hechos, la justicia está investigando a seis mossos por delitos de lesiones y contra la integridad moral. "Sé que cuando oísteis la grabación sentisteis también vergüenza e indignación por una conducta que no nos representa y que atenta contra la profesionalidad y el buen trabajo que llevamos a cabo", manifiesta. 

 

 

"Mono" y "Negro de mierda": los insultos que atribuyen a un mosso contra un vecino de Sabadell / CATALUNYA RÀDIO

"Casos aislados"

El máximo responsable de la policía catalana subraya que se trata de "casos aislados" que "perjudican enormemente" al cuerpo porque "generan recelo" sobre la profesionalidad de su trabajo, y "desconfianza" de la ciudadanía hacia los agentes. Así, manifiesta que los principios legales y deontológicos de su profesión establecen la obligatoriedad de actuar "sin hacer ninguna discriminación por razón de raza, religión, opinión, sexo, lengua, lugar de vecindad, lugar de nacimiento o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.”

Por ello, recuerda, en una policía democrática, no tienen cabida actitudes y conductas contrarias a estos principios y valores. "Por eso rechazamos enérgicamente esta actuación", señala en referencia a la denuncia de la entidad Sos Racisme. Sallent reitera el compromiso de los Mossos para "seguir trabajando por la construcción de una sociedad justa y cohesionada" así como tender puentes que garanticen la cooperación y la confianza entre la policía y los ciudadanos. 

"Lenguaje neutro"

El comisario concluye la misiva pidiendo a los agentes ser "especialmente cuidadosos" en garantizar que "se trata de manera apropiada a todo el mundo, se utiliza un lenguaje neutro en todo momento, y no se permiten conductas o actitudes discriminatorias". 

Este lunes, fue el conseller de Interior quien condenó la discriminación que demostrarían los audios grabados por la víctima. Miquel Buch tildó de "deplorable que haya agentes con esa actitud racista y fascista", y señaló que el objetivo del cuerpo es erradicar esas prácticas, "que no se ajustan a una policía democrática".