Menú Buscar
Un coche por una carretera, cerca del borde del carril / UNSPLASH

Salirse del carril es la primera causa de accidentes mortales en carretera

En España murieron 601 personas en 2017 por una salida de vía y otras 1.710 resultaron heridas graves

5 min

La intensa labor de concienciación tanto de organismos públicos como privados, además de un incremento de las medidas de prevención y un exhaustivo control por parte de las autoridades competentes, han hecho que los peligros de conducir ebrio, así como las posibles consecuencias de beber y conducir calen en la mayoría de los conductores, pero no ha ocurrido los mismo con el riesgo de ponerse al volante con sueño o sin haber dormido suficiente.

Un estudio de la Fundación Línea Directa en colaboración con la Fundación Española para la Seguridad Vial (FESVIAL) ha señalado que diecisiete millones de automovilistas españoles reconocen haber sufrido somnolencia al volante alguna vez, y más de ocho millones confiesan que han tenido microsueños mientras conducían. Según los resultados, en los últimos cinco años, se han producido cerca de 20.600 accidentes y alrededor de 800 personas han perdido la vida como consecuencia del sueño al volante, mientras que otras 3.300 han resultado heridas de gravedad y 24.000 más, heridas leves.

Imposibilidad de reaccionar ante un imprevisto

El estudio ha determinado que la somnolencia en la conducción duplica el riesgo de morir en caso de accidente. Cerca del 2% de los accidentes terminan con al menos un fallecimiento, un porcentaje que crece hasta el 4% en el caso de los siniestros causados por la somnolencia. Estos accidentes representan un 4,6% de la siniestralidad, pero suponen el 9% de la mortalidad, pues el impacto que se produce suele ser más violento, al no haber reacción del conductor, que no le da tiempo a frenar ni opone resistencia física al choque.

Una de las consecuencias más peligrosas de conducir con sueño es la salida de carril. Según datos del Observatorio Nacional de Seguridad Vial, salirse de la vía es el accidente mortal más frecuente, con un 36% de los casos. En España murieron 601 personas en 2017 por una salida de vía y 1.710 resultaron heridas graves. Algunos de los consejos que los expertos proponen para proteger a los conductores de este peligro son:

Una persona durmiendo en un saco de dormir en un coche / UNSPLASH

Una persona durmiendo en un saco de dormir en un coche / UNSPLASH

  • Dormir bien antes de un viaje: Es la recomendación más obvia, pero también la manera más eficaz de evitar la somnolencia. Dormir lo suficiente la noche de antes de realizar un viaje podría reducir el número de siniestros en las carreteras. Aunque este parámetro es difícil comprobar si se está cumpliendo, ya que incluso los mejores conductores pueden tener problemas de sueño.
  • Conducir en horarios razonables: Evitar las horas de menor visibilidad y las de tráfico más intenso son alguno de los consejos para la conducción segura. Además, programar horarios que incluyan tiempo suficiente para descansos breves o, incluso, algunas horas para dormir en recorridos más largos.

Señales de la carretera / UNSPLASH

Señales de la carretera / UNSPLASH

  • Repasar la educación vial: Tener un conocimiento preciso del significado de las señales de la vía y de los límites de seguridad de cada carretera, entre otros aspectos, es fundamental para una buena conducción. Además, es importante enseñar a los conductores educación vial que trate el tema de los efectos de la conducción con fatiga o sueño y la importancia del descanso.
  • Usar tecnología de advertencia: Las nuevas tecnologías, como en muchos otros ámbitos, también colaboran de alguna manera para mejorar la conducción. De hecho, existe una tecnología que puede proteger a los conductores a través de alertas de salida involuntaria de carril, llamándoles la atención si el vehículo comienza a desviarse. Son alertas visuales y sonoras diseñadas para que la atención del conductor vuelva inmediatamente a la carretera a tiempo para evitar un accidente. Estos sistemas de alerta de salida de carril reducen la cifra de accidentes con víctimas mortales en un 86 %, las colisiones con heridos un 24 % y el total de accidentes en un 18 %.