Menú Buscar
Fotografía de cuatro de las torres de la Sagrada Familia de Barcelona

Sagrada Familia, metro, Camp Nou...: lo que buscaron los yihadistas en Google antes de atentar

Planeaban atacar la capital catalana el fin de semana, pero la explosión del chalé de Alcanar lo precipitó todo

07.08.2018 15:58 h.
4 min

Los yihadistas de la célula que perpetró los ataques terroristas de Barcelona y Cambrils (Tarragona) buscaron 43 veces Sagrada Familia en internet en apenas media hora. También querían información sobre el metro de Sagrada Familia (30 búsquedas en 12 minutos), “monumentos bonitos en Barcelona” y “todo sobre el Betis vs Barcelona”. Así consta en un informe de los Mossos d’Esquadra que obra en el sumario de los atentados.

Las búsquedas sobre el modelo arquitectónico de la Sagrada Familia, añadido al testimonio de uno de los detenidos, Mohamed Houli, que confesó que fabricaron cerca de 100 kilogramos de triperóxido de triacetona (“la madre de Satán”), evidencian que los terroristas pretendían “colocar los explosivos en puntos críticos de la estructura” para demolerla o “causarle los máximos daños estructurales posibles”.

El Barça-Betis

Otro objetivo “muy probable” de atentado fue el campo del FC Barcelona por las “diversas combinaciones” de búsqueda que realizaron sobre él. “Todo sobre el Betis vs Barcelona” (4 veces), “los próximos partidos que se jugarán en el Camp Nou (4 veces)” o “el Camp Nou sus entradas y salidas” (43 veces), fueron algunas de las búsquedas, según revela uno de los móviles recuperados entre los escombros del chalé de Alcanar (Tarragona).

Desde ese móvil, que pudo pertenecer a uno de los terroristas muertos a tiros en Cambrils, también se realizaron consultas sobre otros estadios de fútbol como el Girona y el Espanyol e incluso llegaron a consultar “todos los partidos de la liga BBVA” de la temporada 2017-18. Todo ello, entre los días 14 y 16 de agosto. Horas antes mostraron un gran interés por locales de ocio y discotecas de Barcelona.

Cómo fabricar explosivos

Los terroristas también buscaron información sobre mezquitas chiitas en Madrid y Barcelona (también objetivo del Dáesh), sobre líderes yihadistas y sobre el proceso de fabricación y de conservación de explosivos, que realizaron desde el 15 de julio. Estas últimas búsquedas iban orientadas a la fabricación de “la madre de Satán” y a su mantenimiento de la forma más estable posible.

“Petróleo gas Alcanar”, “cuál es el líquido más inflamable”, “coche bomba”, “inflamables de primera categoría” o “chaleco bomba” fueron otras de las consultas que realizaron y que se fueron intensificando a lo largo de los días.

Vehículos

En definitiva, señala el informe, del estudio de las búsquedas en internet se obtienen “indicios claros” sobre la selección tanto de objetivos como de métodos para atentar, así como una “búsqueda activa de contenido de naturaleza yihadista” o del alquiler de vehículos de distinto tipo: general, autocaravanas y vehículos de tracción a las cuatro ruedas. Coches grandes para transportar muchos explosivos.

Según los investigadores, los yihadistas, que se autodenominaban terroristas, iban a atacar de “forma inminente”, tal vez el fin de semana del 19 y 20 de agosto. Pero la explosión del chalé de Alcanar, su centro de operaciones, lo precipitó todo.