Menú Buscar
Imágenes de la Sagrada Familia acordonada / TWITTER

Acordonada la zona de la basílica de la Sagrada Familia por un control antiterrorista

Los Mossos d'Esquadra también han desalojado la estación del metro después de establecer fuertes controles en los accesos por carretera a Barcelona

4 min

Los accesos a la ciudad de Barcelona se han colapsado este martes por la tarde a causa de un dispositivo antiterrorista desplegado por los Mossos d'Esquadra. Minutos más tarde se han acordonado los alrededores del templo de la Sagrada Familia y han cerrado la estación de metro por el riesgo de un atentado terrorista y la presencia de una furgoneta sospechosa en la zona.

​En la cuenta de Twitter, la policía autonómica ha intentado rebajar la tensión al señalar que la zona está acordonada por las "comprobaciones" que se están realizando "en el marco del operativo antiterrorista".

Los Mossos recomiendan evitar ese punto, ya que las calles Provença, Rosselló y Sardenya están cortadas a la altura de la basílica.

Además, "para garantizar la labor policial", los agentes policiales han llevado a cabo el desalojo de la Sagrada Familia y de los comercios cercanos.

A las 20.57 horas, los Mossos han anunciado que han avisado a los TEDAX para comprobar la furgoneta sospechosa. Y unos minutos más tarde estaba prevista la llegada de la brigada canina que se encarga de detectar explosivos.

Detenidos

Las primeras informaciones apuntan a una furgoneta de color azul que habría entrado en contra dirección en la calle Provença, entre Sardenya y Marina. También apuntan a dos sospechosos detenidos.

Según TV3, tras una información recibida de los servicios de información franceses, la policía habría detectado alrededor de las 19.30 horas la furgoneta sospechosa y la habría desalojado tras encontrar en su interior material extraño.

Todas las calles alrededor de la Sagrada Familia cortadas por la policía / TWITTER

Actuaciones ordinarias

​El macrooperativo policial lanzado por la tarde incluyó cuatro controles, entre ellos, los situados en los peajes de Martorell y de Sant Cugat de la AP-7, y otro en la C-33. Los atascos han llegado a acumular más de 20 kilómetros de colas. Según fuentes de la policía autonómica, la macrooperación forma parte de las actuaciones ordinarias enmarcadas en el plan de refuerzo de la alerta antiterrorista de nivel 4 que actualmente está vigente.

Estas fuentes señalan que, aunque no hay una comunicación respecto a una alerta concreta, los informes internacionales consideran que hay un manifiesto riesgo de atentado terrorista en Barcelona.

Imágenes de la Sagrada Familia acordonada / TWITTER

Además de la operación en los accesos a Barcelona, se han incrementado las medidas de seguridad visibles --con agentes fuertemente armados-- e invisibles en el aeropuerto y en puntos concurridos de la ciudad, como la estación de Sants, el campo del FC Barcelona y la Sagrada Familia.