Menú Buscar
Jaume Roures, propietario de Mediapro y antiguo trabajador de la televisión pública catalana TV3, contra Crónica Global / FOTOMONTAJE DE CG

Roures intenta silenciar a 'Crónica Global' por las informaciones sobre TV3

El dueño de Mediapro amenaza con denuncias por informar de que su productora fue beneficiaria de contratos externos de la televisión catalana durante 10 años

31.12.2016 00:00 h.
4 min

El propietario de Mediapro y antiguo trabajador de la televisión pública catalana TV3, Jaume Roures, ha iniciado un proceso de presión ante Crónica Global por las informaciones que este medio ha divulgado sobre las contrataciones externas que la cadena de la Generalitat ha realizado en los últimos años y que, en parte, benefician a su empresa.

Amparándose en el derecho a la rectificación, Roures ha solicitado que se rectifique la información publicada por este medio el día 22 de diciembre, como continuación de otra previa difundida el 15, en la que se detalla que su grupo de empresas audiovisuales, junto a la de Toni Soler y la de Andreu Buenafuente han sido beneficiarios en los últimos 10 años de parte de los encargos externos que el medio público ha realizado

Admite los cobros, pero los minimiza

En un burofax que puede consultarse aquí, el propio dirigente de Mediapro admite que su filial Mediaproducción SLU ha percibido 17,5 millones de euros en el periodo de referencia, aunque en su opinión “representa únicamente un 0,28% de la facturación total de esta sociedad durante el mismo periodo, lo que demuestra lo irrelevante de la misma y pone de manifiesto la gravedad y el perjuicio que causa la información incorrecta publicada por Vds”.

El antiguo militante troskista y ahora empresario próximo al nacionalismo catalán, prosigue su misiva en el mismo tono de presión: amenaza con ejercer la acción judicial del derecho a rectificación y “reiterar nuestra reserva expresa del ejercicio de acciones derivadas de la publicación de las referidas falsedades, cuyo ejercicio ya les hemos anunciado”.

Antiguos empleados con contactos en TV3

Se da la circunstancia de que tanto Jaume Roures como su socio en Mediapro Tatxo Benet fueron trabajadores de la televisión pública catalana antes de emprender sus comunes aventuras empresariales. También cumplía esa misma condición Jaume Ferrús, quien ya no forma parte del conglomerado audiovisual pero que sí participó en su periodo fundacional. Benet fue uno de los accionistas de Volcat, empresa que participó en la fallida aventura empresarial de Spanair y cuyos accionistas recibieron de forma mayoritaria créditos del Institut Català de Finances (ICF) para llevar a cabo la inversión. Benet es miembro del lobby empresarial nacionalista Femcat. Roures ha sido contertulio habitual de los programas de radio de sesgo nacionalista en los últimos años.

Su estilo personal en el mundo empresarial es conocido también por los enfrentamientos que mantuvo con el grupo de comunicación Prisa, a propósito de la llamada guerra del fútbol y con el propio FC Barcelona en los últimos tiempos tras la pérdida de un suculento contrato que la entidad blaugrana concedió a Telefónica.

En el mundo de la comunicación digital, Roures está detrás del diario Publico.es. Tras el fallido intento de mantener la cabecera en papel, el empresario barcelonés logró hacerse con el control del medio digital. Público mantiene posiciones editoriales próximas al partido que lidera Pablo Iglesias y se ha convertido en una referencia de la información sobre Podemos.