Menú Buscar

El 'caso Rosell', el último regate de Romário

El exjugador del Barça, enemigo acérrimo del expresidente azulgrana, trata de incriminarlo con un informe “tendencioso”, según los letrados

El exjugador del Barça Romário de Souza en una imagen de archivo / EFE
09.03.2018 00:00 h.
5 min

El informe que Romário de SouzaO Baixinho, envió a la Audiencia Nacional sobre la corrupción en el fútbol brasileño y con el que trababa de incriminar por blanqueo a Sandro Rosell y al que fuera presiente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) Ricardo Teixeira no es el documento oficial que elaboró una comisión de senadores de Brasil a ese respecto. Se trata de un informe de parte, firmado únicamente por Romário, en el que muestra su disconformidad con el contenido del documento oficial que suscribieron 15 de los 17 senadores que participaron en la comisión de investigación sobre las supuestas irregularidades en el CBF que se constituyó en 2015.

Ese informe oficial y aprobado por amplia mayoría concluyó que "no se puede acreditar corrupción en ese organismo", si bien propone una serie de reformas legislativas penales para constreñir el control sobre este tipo de federaciones  deportivas. 

Movió ficha

El 26 de mayo, un día después de que la juez Carmen Lamela decretase el ingreso en prisión para Sandro Rosell, Romário envió al fiscal del caso, Vicente González Mota, un informe lapidario, con el sello del Senado brasileño, en el que subrayaba la corrupción en la CBF y el papel activo en la trama de Rosell.

Sin embargo aquel no era el informe de la comisión de investigación. Se trataba únicamente de su voto particular, opuesto al criterio jurídico y técnico mayoritario en el resto de senadores y que no tiene valor jurídico alguno. Ayer, tras la declaración de Romário como testigo, Lamela y la Fiscalía dieron por bueno ese informe individual muy crítico con Teixeira y con Rosell.

Informe beneficioso para Rosell

Sin embargo, en dicho documento Romário insiste en que la CBF es una entidad privada, un criterio que ni la juez ni la representante del Ministerio Fiscal han dado hasta ahora por bueno. La consideración como ente privado de la confederación adopta especial relevancia por ser uno de los principales argumentos de la defensa de Rosell.

La tesis jurídica del expresidente del Barça es que no pudo haber corrupción ni malversación de dinero público porque el dinero de la confederación supuestamente sisado por Rosell no pertenencia a una entidad pública. Fueron comisiones, efectivamente, pero entre particulares y de mutuo acuerdo.

A la greña

Romário (probablemente sin ser demasiado consciente) reiteró el miércoles la condición privada de la CBF, lo que provocó que hasta en cinco ocasiones la fiscal repreguntara al testigo a fin y efecto de sonsacarle a un posicionamiento en sentido contrario.

Romário no esconde sus malas relaciones con Rosell. Para empezar, el expresidente no atendió su petición cuando le llamó para que colocase a su hijo en las categorías inferiores del Barça. Rosell tampoco intercedió a su favor cuando O Baixinho le pidió ayuda para fichar por Nike como embajador, lo que le hubiera dado grandes emolumentos y prestigio.

Problemas judiciales de O Baixinho

Lo abogados de Rosell ha recriminado a Romário ante la juez y la fiscal que no informase hasta el momento de la existencia del primer y oficial informe del Senado.

Romário, como quedó acreditado en su declaración, acumula seis condenas por impagos y está siendo investigado por ocultar bienes en su declaración patrimonial. Esta investigación puede dar al traste con su obsesión por ser el futuro presidente de la CBF-

En su declaración judicial por videoconferencia ante la Audiencia Nacional, Romário llamó a Rosell hasta en 10 ocasiones corrupto y ladrón.

¿Quiere hacer un comentario?