Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un agente de la Policía Nacional ante un ordenador / POLICÍA NACIONAL

'Romance Scam': la nueva estafa en aplicaciones de citas

La policía detiene a dos individuos por exigir dinero a cambio de su puesta en libertad, tras establecer una relación sentimental con las víctimas

3 min

La Policía Nacional ha desmantelado un grupo de estafadores que operaba desde España y la República Dominicana. Engañaban a sus víctimas por el método conocido como romance scam: tras establecer una relación sentimental, así era como conseguían transferencias de cantidades que han llegado a alcanzar los 16.000 euros. Los agentes han detenido a uno de los sospechosos en Barcelona.

La operación, bautizada LOV3, se ha saldado con otro arrestado más en Marbella, y cinco identificados en el país caribeño. La investigación comenzó con la denuncia de una de las afectadas, quién relató que había conocido a una persona de República Dominicana a través de redes sociales y así habían entablado una amistad. 

Relación sentimental y estafa

A partir de ese momento, una vez consolidad la relación sentimental, comenzó a recibir llamadas de varios individuos que se hacían pasar por policías y abogados, también desde la isla caribeña. En dichas comunicaciones, los delincuentes solicitaban a la víctima diferentes importes bajo el pretexto de liberar a la persona con la que había entablado contacto, ya que se encontraba detenida por haber delinquido. 

Con el fin de ayudar a su "amigo", la víctima había realizado diferentes transacciones por un total de 16.000 euros. En este tipo de estafa, los delincuentes crean falsos perfiles en aplicaciones de citas y redes sociales para captar a sus víctimas.

Detención y petición de dinero

Con el fin de ganarse su confianza, uno de los integrantes del grupo mantiene continuas conversaciones con el objetivo, hasta que un tercero le comunica que lo han detenido. Es entonces cuando piden ayuda económica para poder liberarlo y que se reúnan.

Los investigadores de la UDEF, una vez analizada la documentación que había llegado a su poder por diferentes canales, determinaron que el dinero estafado era trasferido a distintas cuentas, tanto de España como de la República Dominicana, que pasaban directamente a los integrantes de la banda.

Orden de arresto en República Dominicana

Fruto de las pesquisas, los agentes arrestaron a dos sospechosos en Málaga y Cataluña, quienes se encargaban de canalizar el dinero estafado. Por su parte, Interpol ha identificado al resto de integrantes de la trama: cinco hombres dominicanos, sobre los que pesa una orden de arresto.