Menú Buscar
Una imagen de Rafael Nadal durante un partido de tenis / ARCHIVO

Roland Garros 2020: el más atípico y difícil para Nadal

El frío y humedad que suele haber en París durante el mes de octubre pueden perjudicar mucho el favoritismo del balear, que intentará ganar su 13º título en el torneo

5 min

El tenis se prepara para su regreso a la competición en una maratón de torneos de primer nivel que no dará tregua a jugadores ni aficionados. Muchos esperan con ansia la llegada de Roland Garros 2020, que se jugará con un 60% de público en las gradas, pocas semanas después del US Open y en unas condiciones muy diferentes a las habituales. 

Estos cambios pueden modificar sobremanera el estado de la tierra batida. De todos modos, no parece que vaya a afectar en el favoritismo de Rafael Nadal para las casas de apuestas como 888sport, donde el balear sigue siendo el principal candidato al título. Aún así el tenis que se disputará en París del 27 de septiembre al 11 de octubre, podría ser muy diferente a lo que se ve habitualmente.

El toque del balear

Uno de los grandes secretos del gran éxito de Nadal en París es la manera en que sus golpes 'liftados' adquieren una potencia infinita y una altura endiablada al botar. El calor y ambiente seco imperante en las fechas en que siempre se ha disputado el torneo, ofrecen unas condiciones en las que el juego de Rafa sube muchos enteros

Sin embargo, en los días en los que ha habido nubes y humedad, el español ha sufrido más de lo previsto, como en su derrota en 2009 ante Soderling. La pelota está mucho más pesada y es complicado darle potencia y efecto con un golpe como el de Nadal, que prima los tiros planos y juego directo.

El clima como reto

Esta situación, que se ha reproducido de manera anecdótica y aislada a lo largo de su trayectoria en Roland Garros, podría ser el contexto habitual en esta edición. Días más cortos, posibilidad evidente de tener que jugar bajo techo por las recurrentes lluvias que asolan la capital francesa en esa época del año y ambiente húmedo y frío, podrían ser grandes rivales en la lucha por sumar un nuevo título en el Bosque de Bolonia. 

Dominic Thiem y Novak Djokovic acechan con ansias el reinado del español en París y, si están presentes, lo darán todo por conseguir derrocar al mejor jugador de la historia en tierra batida.

Factor cansancio

Muchos también se preguntan cómo influirá el hecho de llegar al torneo tras una gira de tierra batida europea tan extraña. Y es que los que alcancen las últimas rondas del US Open (acaba el 13 de septiembre), apenas tendrán dos semanas para descansar y verían muy limitadas sus opciones de jugar algún torneo previo, como Madrid o Roma, a modo de preparación de cara a Roland Garros. 

En caso de hacerlo, estarían poniendo a prueba su físico y podría haber un mayor riesgo de lesiones. Así pues, quizá la habilidad innata para jugar sobre tierra batida sea un factor que sí otorgue ventaja a jugadores como Nadal.

El favorito de las apuestas

Por eso, en este momento el balear se ha postulado como el gran favorito para las casas de apuestas. Su triunfo en el Grand Slam parisino se paga a 1,90 el euro apostado, seguidos por Novak Djokovic (3,50 euros al euro apostado) y Dominic Thiem (4 euros al euro apostado). 

Se trata del trío de candidatos al título, ya que el cuarto favorito sería Stefanos Tsitispas, con una cuota ya muy alta de 18 euros al euro apostado, seguido por Alexander Zverev (21) y Daniil Medvedev (34). Lo que ocurra en las semanas previas, así como las condiciones meteorológicas, marcarán mucho lo que pueda ocurrir en Roland Garros 2020.

 

Destacadas en Vida