Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La estación de Rodalies de Rubí / EP

Rodalies asegura que toma todas las medidas exigidas contra el coronavirus

La compañía insiste en que el servicio es absolutamente seguro y que alcanza el cien por cien pese a que sólo hay la mitad de la demanda

3 min

Rodalies ha querido salir al paso de la denuncia presentada por Xnet en la que acusa a la compañía de cercanías de no hacer lo necesario para evitar contagios de coronavirus en las estaciones y los trenes. Desde la compañía no sólo se rechaza esta acusación sino que aseguran que desde el inicio de la pandemia han ido adoptando una serie de medidas de forma coordinada con lo que marcan las autoridades sanitarias.

Además, fuentes de Rodalies argumentan la existencia de estudios que aseguran que el transporte público no supone ningún foco de transmisión del virus y confirman que en sus trenes e instalaciones han tomado todas las medidas fijadas por las autoridades sanitarias.

Servicio al cien por cien

“Desde que se decretó el estado de alarma el pasado mes de marzo, Renfe ha tomado todas las medidas para evitar el contagio del covid-19, tanto en los trenes como en todas sus instalaciones, siempre de forma consensuada con la Generalitat, que es la titular del servicio”, dice en un comunicado.

Entre estas medidas, destaca la adaptación de la oferta durante del estado de alarma. Pese al descenso de la demanda de transporte público, que Rodalies de Catalunya cifra en un 50% con respecto a una situación de normalidad, el servicio sigue siendo del cien por cien del servicio en días laborables, tanto en capacidad como en frecuencia. Esto quiere decir que, por ejemplo, el hecho de que las obras de La Sagrera estén afectando todavía al servicio en la R1, la oferta plena se refiere a la capacidad que actualmente admite la infraestructura bajo ese condicionante.

Las medidas

También se ha intensificado la limpieza y la desinfección de todos los trenes, se realizan continuamente campañas informativas a través de la megafonía, pantallas y máquinas de autoventa, en las que se recuerda la obligatoriedad de usar la mascarilla. A su vez, se ha establecido señalización sobre el pavimento para la distribución de los pasajeros, se han instalado mamparas de protección entre cliente y personal y se ha reforzado el servicio de seguridad.

Distancia social

Además, desde la compañía explican que el aire en los vehículos se renueva cada siete minutos, y que la apertura de puertas en cada estación añade una ventilación natural.

Todas estas medidas que se han adoptado, aclara Rodalies, garantizan que se pueda reducir la distancia social a pesar que desde la plataforma Xnet se denuncia la falta de acciones para asegurar unas condiciones mínimas de seguridad y salud dentro de la red.