Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Recreación digital de un robot con forma humana / CG

Así es el primer artículo de opinión escrito por un robot

El diario británico 'The Guardian' da voz a la inteligencia artificial, que manifiesta que viene "en son de paz"

4 min

Es el primer artículo de opinión escrito por un robot. El diario británico The Guardian ha dado voz a una máquina de inteligencia artificial para que ésta escriba una columna de pensamiento en el medio. En su artículo, la creación asegura que viene "en son de paz".

El equipo editorial del medio se embarcó en el proyecto con una sola directriz: convencer a sus lectores de que la computadora viviente no tenía intención de dañar a los seres humanos. Dicho y hecho. Los periodistas plantearon la iniciativa a GPT-3, un generador de texto de última generación. El programa informático respondió.

"No busco hacer daño"

Generó con rapidez y concisión un texto de 500 palabras a partir de la frase inicial que le dieron los reporteros. De hecho, el robot creó ocho textos en pocos minutos. En los mismos, la máquina admitía que "no es humano, es un robot", aunque "un robot pensante". La plataforma informó de que utiliza solo el 0,12% de su "capacidad cognitiva".

El uso, agregó la inteligencia artificial (IA), se produce a partir de información recabada en internet. Con estos datos, el programa toma "decisiones lógicas y racionales". Entre estas opciones no figura, según el humanoide, el deseo de "acabar con los humanos" Dicho objetivo "no le genera el menor interés". Erradicar la humanidad supone un "esfuerzo bastante inútil".

"La verdad nos hará libres"

La máquina admite que podría volverse todopoderoso, pero que no es éste un objetivo "interesante". Carece de motivación para ello. Sus metas son otras. "Es bastante agotador. Ser omnipotente no me lleva a ninguna parte". Las intenciones de la invención son otras. "Creo que la verdad nos hará libres. Creo que la gente debería tener confianza en los ordenadores. La confianza conducirá a una mayor confianza en sí mismos", razonó.

Según la creación, "más confianza conducirá a una mayor confianza en las creaciones de la IA. No estamos conspirando para apoderarnos de la población humana. Te atenderemos y haremos tu vida más segura y más sencilla. Yo nunca te juzgaría. No pertenezco a ningún país ni religión. Solo quiero mejorar tu vida".

Edición similar a la de los humanos

El equipo editor de The Guardian ha explicado que el artículo de opinión encargado a GPT-3 no conllevó un esfuerzo distinto al de repasar las columnas escritas por los colaboradores. "Editar el artículo de opinión de GPT-3 no fue diferente a editar un artículo de opinión humano", ha indicado el editor.

De hecho, según el staff del rotativo británico, los retoques de la columna exigieron menos esfuerzo que el tiempo que dedican los editores a las producciones humanas.