Menú Buscar
Vehículo de los Mossos d'Esquadra, que alertan de nuevos robos / EFE

Los robos aumentan durante la desescalada en Barcelona, tras caer un 64% en mayo

Los Mossos d'Esquadra emiten una serie de recomendaciones, entre ellas, dejar cerradas las ventanas y bloquear los accesos a las viviendas

3 min

Los robos con fuerza en viviendas cayeron un 64% durante mayo con respecto al mismo mes de 2019 en Barcelona. Sin embargo, a medida que avanza la desescalada se ha experimentado un repunte, según datos de los Mossos d'Esquadra, que han detenido a 12 ladrones de pisos en el último mes.

La policía catalana ha subrayado que los robos se han incrementado durante mayo con relación al mes de abril, cuando la reclusión era total. Gran parte de estos delitos se han cometido escalando fachadas, modus operandi que se suele realizar con el buen tiempo, cuando se suelen hallar ventanas y balcones abiertos.

Cerrar ventanas y bloquear accesos

Los Mossos han manifestado en un comunicado que se ha puesto en marcha una campaña de prevención para advertir a la población de los riesgos de ser víctima de un robo, así como darles consejos de seguridad, sobre todo en las zonas de Barcelona donde se ha detectado mayor actividad. Las advertencias se dirigen a vecinos, administradores de fincas y entidades comerciales, cuya colaboración se requiere para alertar a la policía en caso de detectar la presencia de personas o movimientos sospechosos.

Entre las recomendaciones figuran cerrar puertas y ventanas al salir de casa, bajar persianas, colocar elementos para bloquear accesos y revisar aquellos elementos de las fachadas que puedan permitir la escalada.

Colaboración ciudadana

Además, la policía catalana insiste en la importancia de la colaboración ciudadana para evitar los robos en domicilios: el pasado 1 de junio, detuvieron a un presunto ladrón que había accedido escalando a un piso del distrito de Sants-Montjuïc gracias a que un vecino avisó de la presencia de desconocidos en la vivienda.

El pasado 28 de mayo, los Mossos sorprendieron a dos hombres que habían entrado en un piso tras escalar la fachada de un bloque por una tubería y que pudieron ser detenidos después de que los vecinos avisaran de que estaban intentando huir por las azoteas.

El mismo día, agentes de la comisaría del Eixample de Barcelona detuvieron a otro presunto ladrón que también había entrado a robar en dos pisos escalando la fachada, en uno de los cuales acabó golpeando con un ordenador a los inquilinos cuando lo sorprendieron accediendo a la vivienda por la ventana de la cocina.

Destacadas en Vida