Menú Buscar
Imágenes de tres robos violentos de relojes caros en Barcelona / CG

Joyeros y Mossos montan un canal 'secreto' contra los robos de relojes

Relojeros y policía catalana se coordinan al segundo para anticiparse a los cacos especializados en complementos de lujo

4 min

Joyeros, Mossos d'Esquadra y Guardia Urbana de Barcelona han montado un canal de comunicación discreto contra los ladrones de relojes de lujo. Relojeros que venden complementos de lujo y las dos policías comparten un sistema de comunicación privado para anticiparse a los cacos especializados en los dispositivos caros.

Este se ha desarrollado tras unos meses en operación tras la grave crisis de seguridad que sufrió Barcelona en verano de 2019, tal y como indican las fuentes policiales consultadas. "Aquel verano lo cambió todo. Ahora, los relojeros de Paseo de Gràcia y entorno, que se conocen todos, y el grupo de robos de los Mossos, se han organizado en un sistema de comunicación oculto al gran público para cazar a los cacos. Se comunican al segundo y comparten rostros, sospechosos, imágenes e información de objetos robados", explican.

Mossos: "Hay 100 multirreincidentes en prisión"

Preguntado por la cuestión, un portavoz de los Mossos d'Esquadra ha rechazado entrar en los detalles de los dispositivos de combate de delitos contra el patrimonio. Sí ha recordado esta fuente que la policía catalana tiene abierto el operativo Tremall desde julio de este año.

El objetivo de este dispositivo continuado en el tiempo es localizar y detener a los delincuentes multirreincidentes que operan en Barcelona. "Desde que Tremall echó a andar, hasta 100 presuntos criminales reincidentes han entrado en prisión", ha explicado el representante.

Operativos diversos

La misma fuente oficial ha recordado, sin aportar datos concretos de operativos o investigaciones por seguridad, que este operativo se traduce en actuaciones diversas de Mossos, que se apoyan en Guardia Urbana y el Cuerpo Nacional de Policía.

Los más vistosos son las llamadas operaciones de saturación, que buscan "poner presión" sobre los ladrones para capturarlos por causas pendientes o debilitar sus estructuras.

Evitar la venta de objetos robados

Es en este marco que hay que leer la plataforma discreta de comunicación entre joyeros y Mossos. El canal sirve para compartir información al segundo. Este medio entiende que la inteligencia que recaban los cuerpos y fuerzas de seguridad permite detectar al segundo y seguir individuos sospechosos en las calles prime de Barcelona, las vías en las que se concentran las tiendas de objetos de mucho valor.

Pero es que hay más. Un joyero ha aclarado que el canal discreto entre empresarios y policía se usa para cotejar la legalidad de los relojes sospechosos que recalan en las tiendas de compraventa de objetos de valor. "Cada reloj de lujo tiene un número de serie, como el número de bastidor de un coche. Cuando viene alguien a vender uno, además de las comprobaciones habituales obligadas por ley --que fija una ventana de 20 días para comprobaciones sobre el origen del producto--, se realiza un segundo chequeo con el canal abierto con Mossos para cerciorarnos de que no es robado", ha apostillado el empresario.