Menú Buscar
Imagen de la ceremonia de entrega del Premio Planeta en su edición de 2018, celebrada esta semana / GP

Robos en la cena del Premio Planeta 2018

Asistentes a la gala literaria se llevaron los libros antiguos que hacían de centro de mesa y que habían sido elaborados por un centro de discapacitados

5 min

Robos en el Premio Planeta 2018. Asistentes a la gala de entrega del prestigioso galardón literario el lunes se llevaron los libros antiguos que hacían de centro de mesa y que habían sido elaborados por la Fundación FUPAR, un centro especial de trabajo (CET), que da empleo a personas con necesidades especiales, ha informado El Periódico.

Según ha denunciado la propia entidad solidaria y se ha hecho eco la escritora Llucia Ramis, "los centros de mesa fueron elaborados por nuestra fundación gracias al convenio de alquiler con una librería especializada en volúmenes antiguos. Agradecemos cualquier gesto de recuperación de los ejemplares desaparecidos durante la gala. Muchas gracias". Antes, la propia Ramis admitió en Twitter el día de la ceremonia de entrega de la distinción que "como atrezzo, en los centros de mesa hay obras maestras, como La esfinge maragata, de Concha Espina; Una pobra noia; un Erasmo en francés, libros de Balmes y de 1914. Los estamos rapiñando".

Devoluciones

El mensaje en la red de 280 caracteres de Llucia Ramis ha provocado la reacción de Fundación FUPAR, que ha rogado la devolución de los libros que se llevaron algunos de los invitados. La propia escritora ha accedido y el taller solidario de empleo le ha contestado que ella o todo aquel que desee retornar los volúmenes lo puede hacer contactando con el centro especial de trabajo que los elaboró.

Imagen de la gala de entrega del Premio Planeta 2018 / GP

Imagen de la gala de entrega del Premio Planeta 2018 / GP

"Todos los que os llevásteis libros del centro de la mesa como souvenir, ¿podríais por favor devolverlos? No eran de regalo", ha agregado la escritora, que ha lamentado encontrarse en mitad de una polémica que no buscó. "Ya lo expliqué. Pensábamos que habían comprado los libros a peso junto a las flores, y me hizo gracia rescatarlos", ha tuiteado Ramis a modo de disculpa.

Por su parte, la Fundación FUPAR no ha querido ahondar en la polémica. Antes de la ceremonia del Premio Planeta 2018, que ganó el escritor Santiago Posteguillo  sí quiso dar las gracias a Grupo Planeta por "contar con los centros de mesa elaborados por nuestro centro de jardinería. Confían en nosotros desde hace 7 años y contribuyen a la inclusión laboral".

Choteo en las redes sociales

La admisión de culpabilidad de Ramis, que ha lamentado "convertirse en la instigadora, cuando no lo fue" ha provocado un alud de comentarios en las redes sociales. La joven talento ha hecho hincapié en que "soy ahora la mediadora de unos libros a quien nadie habría hecho caso en otras circunstancias. Pensaba que los iban a tirar". La comunidad tuitera ha reaccionado con ironía a la polémica y ha tildado la situación de "mezcla de Monty Pyton y Benny Hill" o "bookcrossing a lo bestia". Otros, en la misma línea, han bromeado con "lo dura que ha sido la crisis" económica.

Cabe recordar que 1.100 invitados asistieron a la entrega del Premio Planeta 2018. Entre las personalidades más conocidas figuraron el ministro de Cultura, José Guirao; los expresidentes de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas y José Montilla; el exconsejero de Cultura, Jordi Vilajoana; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau o el aspirante a la alcaldía de la Ciudad Condal en las elecciones municipales de 2019, Manuel Valls. No se dejó ver nadie del Gobierno catalán en la gala, que decidió dar plantón al grupo editorial en una decisión muy criticada.