Menú Buscar

Todos contra Rivera y dimisión en Lledoners

El dirigente de Ciudadanos remueve la investidura y recibe estopa por todos los lados. Un jefe de la prisión catalana pide el traslado por el trato de favor a los independentistas

17.09.2019 09:28 h.
12 min

Festival de trompadas contra Rivera, monumental golpiza mediática por su propuesta de facultar a Pedro Sánchez si se compromete con el 155 y con no subir impuestos. El líder de Ciudadanos es el culo de todas las patadas. Rivera tarde y mal, Rivera, esperpéntico, Rivera, miedoso, Rivera, melón. Rivera, dimisión. Ese es más o menos el resumen de la prensa comparada, que a izquierda y derecha no disimula su ojeriza. El dirigente anaranjado va por buen camino. Los medios le odian, que es el primer paso para que acaben por respetarle, como a Sánchez. Recuérdense si no las chanzas y chistes sobre el bello Pedro que salió de Ferraz por la ventana y regresó por la puerta grande.

Pocos medios se toman en serio la maniobra de Rivera. En El Diario, por ejemplo, se muestran inclementes y punto jocosos. Íñigo Sáenz de Ugarte firma una pieza titulada Rivera saca de la chistera un conejo muerto que resume precisamente el tono de la prensa zurda. Escribe el referido autor: "Cómo echábamos de menos los giros de la trama de Ciudadanos ofrecidos por Albert Rivera en su papel de Night Shyamalan de la política española. Recordemos que el viernes anterior al 20D, a dos días de las elecciones, ya nos ofreció el primer ejemplo potente de ahora lo ves, ahora no lo ves. Después, hubo más. Vueltas de tuerca en la trama de la peli que realmente no te esperabas. De ahí que la gente, que ya se sabe cómo es, terminaba escuchando a Rivera decir no voy a hacer esto así me maten y acababa pensando seguro que lo va a hacer".

Albert Rivera durante la presentación de su oferta de última hora a Pedro Sánchez / EFE
Albert Rivera durante la presentación de su oferta de última hora a Pedro Sánchez / EFE

Sí, sí, pero eso mismo lo hace Pablo Iglesias y estaría la progresía haciéndole la ola al niño del chalet. De otro tono es la crónica en El Español, titulada Rivera pone contra las cuerdas a Sánchez: O negocia o le dice al Rey que quiere urnas. Del texto del antedicho diario: "Hay quien cree que Rivera lo que intenta es recuperar parte del terreno que algunas encuestas auguran que ha perdido en la calle. Otros, que es el reconocimiento de que su "no es no" a Sánchez e incluso el tono de su dura oposición no fue la mejor estrategia. Y, en verdad, Rivera se enmienda a sí mismo".

Sigue la pieza: "La semana pasada pidió a Sánchez una reunión para aplicar sin dilación el artículo 155 y ahora sólo pide planificar su ejecución si finalmente resulta necesario. Desde el 28 de abril, Rivera se había borrado de toda solución para la gobernabilidad de España y, a diferencia de Pablo Casado, que ofreció múltiples pactos de Estado a Sánchez, insistió en que el líder del PSOE iba a pactar con Unidas Podemos y los partidos nacionalistas. Incluso, que debía hacerlo para evitar las elecciones".

En OkDiario aseguran en letras de titular que Sánchez acepta pactar con Rivera un 155 y la renuncia a subir impuestos a la clase media. La pieza es de Carlos Cuesta, quien asegura: "Tras la oferta de Albert Rivera llega la respuesta de Pedro Sánchez: el presidente del Gobierno en funciones está dispuesto a pactar con Ciudadanos un 155 en Cataluña, incluso de tipo duro, pero siempre que sea porque el Gobierno de Quim Torra desacate la sentencia del Tribunal Supremo en el juicio del 1-O o cometa ilegalidades o lidere enfrentamientos en las calles contra la resolución judicial. Sánchez además aceptará el compromiso de que las subidas de impuestos no toquen a la clase media". (...) Pedro Sánchez no quiere recurrir en estos momentos a la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña. Pero en caso de tener que hacerlo, tal y como confirman a OkDiario fuentes socialistas, hará un 155 y no de tipo suave: planea intervenir la comunidad autónoma durante un periodo mayor que el empleado por Mariano Rajoy si es necesario e, incluso, ocupar el Govern con cargos de su partido en Cataluña, el PSC".

elpais

La oferta de Rivera tiene un recorrido limitado entre otras razones porque el campeón del España suma, Pablo Casado, no está por la labor de reconocer que el dirigente de Ciudadanos ha estado más espabilado que él. Así que ahora España no suma. De la crónica de Carmen del Riego en La Vanguardia: "Dos horas de reunión entre Pablo Casado y Albert Rivera sirvieron este lunes para constatar puntos en común: su coincidencia en hacer responsable a Pedro Sánchez de un adelanto electoral y que la pelota está en su tejado, pero no fue suficiente para llegar a un acuerdo, ni el encuentro acabó en un comunicado conjunto. (...) Fue un encuentro “privado”, es decir, sin fotos que lo acrediten, al parecer a petición del PP, que ha visto en la maniobra de Rivera una “estrategia electoral” ante los malos resultados que le dan las encuestas, y en un intento de repartir la responsabilidad que se le atribuye".

Otras noticias. El Mundo repara en la prisión catalana de Lledoners, instalación que acoge entre sus muros a los presos independentistas. "Un jefe de la prisión de los líderes del 1-O renuncia tras denunciar que es un 'coladero'", titula el rotativo de Unedisa. La noticia lleva la firma de Leyre Iglesias, que escribe: "Los protagonistas, según ha podido saber El Mundo, fueron el presentador Risto Mejide y el recluso Raül Romeva. Y la llave, una responsable del centro nombrada recientemente por la Generalitat. El malestar en Lledoners ha sido tal que el funcionario que relata la escena, jefe de comunicaciones de la cárcel (el encargado de regular las visitas), ha pedido su relevo. Según un informe oficial al que ha tenido acceso este diario, el jefe de esta unidad ha solicitado por escrito que le trasladen a otro puesto a raíz de esta visita «improcedente», que describe como de «favoritismo evidente» y que, a su juicio, «desprestigia de manera lamentable la buena imagen» de la prisión". 

A Mejide le habrían puesto una alfombra roja para que eludiera los controles mientras el resto de las visitas tenía que hacer cola y someterse a un preceptivo registro. Otro punto para que los jueces se barrunten la petición de Fiscalía de que los presos independentistas no cumplan condena en las prisiones de la Generalitat.

Más noticias del procés. Francesc-Marc Álvaro ha presentado su último libro sobre la cosa, una especie de enmienda a lo enmendado en la idea de que todo eso de la independencia fue un malentendido. O algo por el estilo. Reunió el autor a casi todo el mundo, menos a Torra y los puigdemontistas, que son los que salen mal parados en las conclusiones del intelectual orgánico. En El Nacional cronifica la presetación Jordi Barbeta, que apunta: "El president Montilla i el president Mas van seure junts a la primera fila de l’auditori on es presentava anit el llibre de Francesc-Marc Àlvaro, Assaig general d’una revolta, i l’acte ha esdevingut l’assaig general d’una contrició, pretesament transversal en el que han participat alguns dels que van engegar el procés i s’han penedit, els que no s’han mullat mai i s’apunten al penediment i els que sempre van estar en contra del procés i els encanta assistir a cerimònies d’autoflagel·lació sobiranista per dir-los nosaltres ja us varem avisar i qui avisa no és traïdor".

Continúa la pieza: "A la Casa del Llibre es van trobar empresaris i sindicalistes, financers i intel·lectuals i dirigents polítics de dretes i d’esquerres. Hi havia en Josep Sánchez Llibre de Foment, el president del cercle d’Economia, Javier Faus, i l’exlíder de Comissions Obreres, Joan Coscubiela. I la plana major del PDeCAT amb David Bonvehí; i la plana major d’Esquerra Republicana, amb Sergi Sol, que com tothom sap és el president executiu per delegació de l’Oriol Junqueras. I, a més del president Montilla, socialistes tant significats com Jaume Collboni. I per accentuar la visibilitat transversal, Francesc-Marc Àlvaro, que escriu a La Vanguardia, li va demanar a l’Ester Vera, directora de l’Ara, que no deixa de ser la competència, que participés en la presentació juntament amb Màrius Carol i Jordi Basté. I precisament va ser l’Ester Vera qui va destacar la transversalitat de la cerimònia, advertint que “aquest llibre no agradarà als maximalistes d’una i altra banda”. Observant la composició de l’auditori, queda fora de l’eqüació el president Puigdemont i tot el que representa, inclòs l’actual titular de la presidència de la Generalitat, amb la qual cosa arribem a la conclusió que la transversalitat és cada cop més estreta. Tenint en compte l’amplitud de l’espectre, podríem arribar a la conclusió que el col·lega Àlvaro, amb el sempre inestimable patrocini de La Vanguardia, ha estat l’artífex del retrobament del nou stablishment polític català disposat a assumir el lideratge de la posguerra que, pel que sembla, és la prioritat més disputada".

Como España va como un tiro en deportes, el desastre de la gota fría en Alicante y Murcia preocupa lo justo. El destrozo en la huerta de Europa tendrá repercusión en las aseguradoras y en los precios de cítricos y hortalizas.

17 de septiembre, santoral: Adriana, Hildegarda y Roberto Belarmino.