Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un padre y su bebé recién nacido

Toque de atención de Protección de Datos a los padres que comparten imágenes de sus hijos en la red

La APDCAT advierte de los riesgos de publicar fotografías, vídeos y cualquier otra información de los menores en Instagram, Facebook y TikTok

3 min

La Autoridad Catalana de Protección de Datos (APDCAT) ha dado un toque de atención a los padres que comparten información de sus hijos en internet y en las redes sociales. Se trata, dice, de una tendencia creciente, por lo que hace un llamamiento a respetar la privacidad de los menores, ya que, además, entraña serios riesgos.

La APDCAT recuerda que para publicar información de otras personas en internet y las redes sociales es necesario su consentimiento, y en el caso de los menores de 14 años, este consentimiento recae en padres y tutores legales. De todos modos, antes de compartir imágenes o datos de niños, Protección de Datos invita a “pensar en el derecho a la intimidad y la reputación” del pequeño, teniendo en cuenta que esta información queda fuera de control y puede ser manipulada y usada para pornografía infantil o ciberacoso.

Los riesgos de compartir datos en internet

Más allá de las fotografías y los vídeos, compartir en internet el nombre, la fecha de nacimiento, la edad, la dirección, los gustos o cualquier otro detalle de los menores puede dar pistas para el fraude digital, la suplantación de identidad, descifrar contraseñas, acceder a cuentas personales o robar credenciales.

Por todo ello, la APDCAT impulsa la campaña #DadesSegures con motivo el Día Mundial de las Madres y los Padres. Consta de un vídeo y una entrada en la web, que amplía la información sobre qué es la crianza compartida, por qué se produce, qué riesgos comporta y qué es necesario tener en cuenta antes de publicar información de menores en internet y las redes, así como algunas recomendaciones.

Menores concienciados

Entre estas recomendaciones está desactivar la geolocalización cuando no se necesite y vigilar con los metadatos. De hecho, las imágenes publicadas pueden tener metadatos asociados que permitan la localización. Asimismo, tampoco hay que compartir imágenes en las que el menor pueda ser fácilmente reconocible, ni crear perfiles específicos de los hijos en las redes sociales.

En datos de la APDCAT, casi nueve de cada 10 familias españolas (89%) comparten el contenido de sus hijos en Facebook, Instagram o TikTok una vez al mes. Además, según estudios recientes, casi uno de cada cinco menores con edades comprendidas entre los 9 y los 17 años reconoce que sus padres han compartido información sobre ellos online en España, y aproximadamente un 12% les han pedido que borren esta información compartida