Menú Buscar
El Paseo Marítimo de Barcelona en las primeras salidas a la calle / EP

Las primeras salidas a la calle inquietan a la ciudadanía por el riesgo al contagio

Fernando Simón recomienda respetar la distancia de seguridad de dos metros y ampliarla a cinco en caso de practicar algún deporte

3 min

Con la llegada del plan de desescalada del Gobierno y el inicio de la "nueva normalidad", las primeras salidas del domicilio para hacer ejercicio o dar paseos ya son una realidad en España. Pero, tras casi dos meses de encierro en casa y el coronavirus aún presente, son muchas las dudas y los miedos que surgen entre la sociedad.

Vistas las primeras imágenes de acumulación de personas en las calles, muchos se preguntan qué riesgo hay de contagiarse del Covid-19 al cruzarse con otra persona o al pasear por una zona transitada. Por ello, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, salió en rueda de prensa para aclarar algunas de esas dudas sobre la distancia de seguridad recomendable en el exterior.

Evitar las acumulaciones y los corros

Para Simón, lo más básico sigue siendo el guardar la distancia de dos metros entre personas. Si esta recomendación se cumple al cruzarse con otra persona, el riesgo de contagio es "casi nulo". El problema surge cuando la acumulación de gente "acaba formando corros".

"Esas distancias deben respetarse para que no se incremente el riesgo de contagio", advierte Simón. Además de reinsistir en la distancia social, el experto recuerda que las medidas de higiene que se llevan recomendando desde el inicio de la pandemia siguen siendo vitales para evitar la propagación del virus. Y muy especialmente, el lavado de manos.

Aumentar la distancia con el deporte

Una mujer y su perro, preparados para practicar deporte / EP
Una mujer y su perro, preparados para practicar deporte / EP

Si salimos a correr, el riesgo se incrementa. Simón recomienda ampliar la distancia de seguridad a unos cinco metros dado que, cuando se corre, "se exhala más tiempo y más fuerte". Por eso, muchos especialistas piden que el uso de mascarillas también sea obligatorio para aquellos que deseen practicar deporte.

Desde diversos sectores médicos y científicos, se ha insistido en que la práctica deportiva --incluso al aire libre-- es la actividad que más riesgo de contagio conlleva. Sobretodo, los expertos se centran en el ir a rebufo de otro corredor, un efecto altamente nocivo si no se respeta la ampliación de la distancia de seguridad a la vista de una mayor dispersión de las partículas de saliva.