Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El dormitorio y la cama, piezas claves

El Rey De Las Camas: expertos en todo tipo de muebles

Analizamos opciones para el dormitorio, pieza de clave del hogar dónde reponemos fuerzas cada día

6 min

Según todos los expertos, el descanso es uno de los puntos clave para mantener una buena salud. Dormir bien por las noches determina el ánimo que tendrás durante todo el día. Es por eso que, si hay una parte de la casa a la que debes dedicarle especial atención, es al dormitorio.

Dentro del dormitorio, la pieza más importante es la cama. Un mal colchón, o uno viejo, puede acarrear consecuencias negativas como dolores musculares o contracturas. Elegir los elementos adecuados para una cama es, por tanto, de vital importancia.

Consideraciones para elegir la cama adecuada

En primer lugar y como ya hemos comentado, es importante elegir un colchón que se acomode la forma de dormir del usuario. Existen multitud de tipos, de diferentes grosores, consistencias y materiales. Es bueno consultar con un experto a la hora de elegirlo, ya que con unas simples preguntas, podrá deducir que modelo es el idóneo.

En segundo lugar debemos decidir la estructura de la cama, que dependerá en gran parte del estilo que se le quiera dar al dormitorio. Se puede optar por estructuras completas, acompañadas de un somier o por dos piezas, por un cabecero y un somier o una base con patas. Otra de las variantes interesantes, para el caso de las dos piezas, es recurrir a los canapes abatibles, de esta forma, además de aportar valor decorativo a la estancia, podemos disponer de un espacio muy útil para almacenaje, para guardar, por ejemplo, las sábanas, mantas, otras almohadas y demás ropa de cama, o usándolo para guardar la ropa que no usamos según la temporada.

Los canapés abatibles pueden elegirse en todo tipo de colores y estilos para que vaya acorde con la decoración del dormitorio, como por ejemplo forrados en microfibra o con acabado en madera. También existen distintos tamaños, útiles tanto para habitaciones de matrimonio, cómo para camas individuales de habitaciones infantiles o juveniles.

La importancia de las habitaciones juveniles

El paso de niño a adulto es un momento complicado, todo el mundo pasa por esa fase de descubrimiento de uno mismo y la habitación en ese momento es un refugio. Contar con la decoración y el mobiliario adecuado en los dormitorios juveniles es por ello muy importante.
Hay que tener en cuenta muchas consideraciones y es que, esta habitación va a durar desde el principio de la adolescencia, hasta que el joven se vaya de casa, por eso, es importante recurrir a profesionales y comprar en sitios que aseguren la calidad de su mobiliario. Estos son algunos consejos a la hora de escoger una habitación juvenil.

Tener en cuenta la necesidad de almacenaje

Conforme avanza la edad, las necesidades de espacio son mayores, no solo para la ropa y los zapatos, también empieza a acumularse material escolar, apuntes, libros, material deportivo y un largo etcétera. Ya no es suficiente con tener un arcón para los juguetes, se necesitan, armarios más grandes, cajones, estanterías; todo hueco es importante.Por eso en este tipo de habitaciones también puede ser clave contar con un canapé abatible o con una estructura de cama con cajones.

Una buena mesa de trabajo

Comenzando por el colegio, pasando por el instituto y para cualquier tipo de enseñanza superior, se necesita una buena mesa donde estudiar: Un escritorio y una silla cómoda donde pasar horas estudiando, haciendo deberes o buscando cualquier tipo de información en un ordenador. Para esto, el escritorio debe contar con el espacio suficiente como para colocar un ordenador y, aun así, disponer de espacio para escribir.

Respecto a la silla, depende de las preferencias de cada uno, lo que sí es seguro, es que es importante que tenga respaldo. No hay que incurrir en el error de usar algún tipo de taburete y siempre es recomendable que cuente con ruedas, no solo por comodidad, también para evitar que el suelo acabe rayado.

La mesita de noche

Es importante que cuente con cajones, por el tema del almacenaje, pero también para tener una luz auxiliar cerca de la cama y para poder dejar cualquier elemento a mano, como un vaso de agua, el despertador o un cargador para el móvil.

Contar con una segunda cama

Esto es interesante cuando no se cuentan con más habitaciones o camas de invitados en la casa. Se puede recurrir a estructuras estilo litera o las llamadas camas nido, integradas dentro de la cama principal. Si, como comentábamos anteriormente, los requerimientos de espacio instan a tener una cama con arcón o cajones, siempre se puede recurrir a guardar en su interior un colchón hinchable.

--

Contenido patrocinado