Revés al proyecto de funeraria pública de Colau

El equipo de gobierno municipal se queda solo en la defensa de la empresa pública, que la oposición considera "poco trabajada" y "llena de dudas"

3 min
El concejal de Presidencia, Eloi Badia, con la alcaldesa Ada Colau y el cementerio de Montjuïc de fondo / CG
19.04.2017 12:46 h.

Revés al proyecto de funeraria municipal de Barcelona. La oposición municipal ha dejado solo al equipo de gobierno de Ada Colau en la tramitación del proyecto al verlo "poco trabajado" y "dudoso". La noticia supone un revés para Eloi Badia (BComú), el concejal que encabeza la iniciativa.

En un agrio debate en comisión, los grupos de la oposición han afeado a Badia la "poca preparación" del expediente, las "dudas" sobre la viabilidad de la firma de capital 100% público y el cambio de escenario. Así, todos los partidos se han reservado el voto de cara al pleno de aprobación.

"La empresa que tiene el 85% de Serveis Funeraris de Barcelona (Mémora) está dispuesta ahora a hablar de una venta. Negocie con ella", le han espetado varios concejales.

La decisión final sobre el proyecto, pues, se tomará el 28 de abril en el plenario, si el ejecutivo local vuelve a presentar el expediente.

Seis salas de 88

La totalidad de los grupos municipales han consignado que Barcelona tiene precios de las pompas fúnebres "muy elevados". No obstante, los ediles han discrepado sobre la manera de rebajarlos.

"Un nuevo tanatorio con seis salas de vela frente a las 88 que hay en Barcelona no tendrá impacto", ha argumentado Sònia Recasens, portavoz del PDEcat en la comisión.

"Hay otras maneras de rebajar las tarifas: aumentar la competencia, los servicios de beneficencia o estimular las mutualidades que ya existen en algunos barrios", ha agregado Javier Mulleras, portavoz adjunto del PP.

ERC y Ciudadanos, a su vez, han expresado dudas sobre la ubicación del futuro tanatorio municipal --Montjuïc-- y la distorsión sobre la competencia que provocaría la iniciativa.

"Demasiado caro"

Por su parte, Badia ha defendido la idea de una funeraria municipal porque "no se puede rescatar la concesión" que el consistorio hizo en el pasado.

Según él, "no es viable económicamente ni jurídicamente" recomprar el 85% de Serveis Funeraris de Barcelona (Sfb), donde la corporación controla el 15% restante. "Una empresa municipal es la única manera de aumentar la competencia en Barcelona", ha defendido.

El concejal de Presidencia ha recordado el bajo precio de crear la empresa pública, 4,7 millones, frente al alto coste de recomprar el 85% de Sfb, que alcanzaría los 64 millones de euros.

Comentar
Antoni Ferret 19/04/2017 - 15:45h
No tinc opinió sobre aquest tema. Penso que, efectivament, amb 6 sales no fem res.
¿Quiere hacer un comentario?