Menú Buscar
Dos personas trabajan en la desinfección de la residencia Alchemika de Barcelona, en Cataluña / EFE

Primeras evacuaciones masivas de residencias en Barcelona

El Govern dobla la rodilla y acomete traslados médicos en grupo en geriátricos golpeados por el virus SARS-CoV-2

4 min

Primeros desalojos masivos de residencias de personas mayores en Barcelona. El Govern ha cedido a la presión ciudadana y mediática y ha empezado a vaciar algunos geriátricos durantemente golpeados por el virus SARS-CoV-2. El miércoles, la Consejería catalana de Salud ha arrollado a Trabajo, que tenía hasta hot las competencias en gestión de estos centros, y ha empezado a vaciar centros como Mossèn Vidal i Aunós, en el barrio de Sants, o Vitalia Sants, en la misma zona.

Fuentes cercanas a los equipamientos han confirmado los desalojos parciales de ambas instituciones de ancianos. ¿En qué medida? "Se están llevando a los mayores que presentan contagio, algo que las familias y las direcciones de los centros llevaban reclamando hace tiempo", han indicado. ¿Adónde? "A hospitales y otros asilos en los que también hay positivos que han desarrollado Covid-19", han agregado. Entre los centros elegidos están el Hospital Clínic Barcelona, el Hospital Plató o la Clínica del Pilar.

Presión sobre el Govern

El vaciado parcial de centros como Mossèn Vidal i Aunós, de donde se han llevado a 20 personas la tarde del miércoles, o Vitalia Sants, de donde están siendo trasladadas a los hospitales decenas de residentes, llega después de un clamor ciudadano, mediático y político contra la gestión que ha hecho la Generalitat de Cataluña de estos centros. Cabe recordar que en el primer asilo, de titularidad pública pero gestionado por Eulen, había hasta hoy un 53% de contagiados con SARS-CoV-2 de un total de 112 internos. El número de muertes desde el inicio de la pandemia alcanza las diez. En el segundo, gestionado por Vitalia Home, fundada por el rey de los asilos Chema Cosculluela, se han producido entre 21 y 29 muertes, con decenas de contagios

Casualidad o no, Mossèn Vidal i Aunós y Vitalia Sants son dos de los pocos centros que habían hecho test PCR de detección del virus, siendo en ambos casos pruebas que pagaron las gerencias ante la inoperancia del Departamento catalán de Salud. De este modo, las evacuaciones médicas han sido más fáciles, pues además del cuadro que presenta el residente, los sanitarios sabían si éste era positivo o negativo.

Torra retira las competencias a Trabajo

Cualquiera que fuere el procedimiento, el desalojo parcial de los geriátricos golpeados por el virus SARS-CoV-2 en Barcelona llegan en un día de cambios en el sector. La explosión de brotes del patógeno en equipamientos sociales de la Ciudad Condal y otras poblaciones ha llegado a su culmen con la decisión del presidente catalán, Quim Torra, de arrebatar las competencias de vigilancia y gestión al consejero catalán de Trabajo, Chakir El Homrani. Los poderes para fiscalizar y auxiliar este tipo de centros han recalado en otro Departamento controlado por ERC: Salud, que pilota Alba Vergés.

Cataluña traslada a ancianos a hoteles y centros / GOVERN.CAT

Negro sobre blanco, El Homrani pierde las atribuciones de gestionar un sector con casi 1.110 instituciones públicas en toda Cataluña y 64.000 residentes. Lo hace tras más de 1.110 muertes atribuibles al Covid-19, la infección que causa el microorganismo. El conseller de ERC deja de mandar sobre los asilos, también, cuando la Fiscalía Superior de Cataluña tutela unas 25 investigaciones sobre posible abandono de ancianos en instalaciones que han sufrido el envite del virus.