Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fachada de la residencia de mayores de Tremp / GOOGLE STREET VIEW

La residencia de Tremp suma 49 fallecidos por Covid-19 en tres semanas

El último balance eleva a 85 internos y 41 trabajadores las personas contagiadas por SARS-CoV-2

3 min

La residencia de mayores Fiella de Tremp (Lleida) eleva a 49 los muertos por coronavirus (tres más que el sábado) desde que se detectó el brote, el pasado 19 de noviembre, según la actualización de datos del Departamento de Salud. En este último balance, hay 85 internos y 41 trabajadores contagiados por SARS-CoV-2.

Esta residencia mantuvo a raya el patógeno en la primera ola, ya que no reportó ningún caso, pero ha perdido el control ahora, por lo que la Generalitat ha tomado las riendas de la entidad. En paralelo, la fiscalía ha abierto una investigación para saber por qué el virus ha llegado a todos y cada uno de los rincones de la instalación.

La residencia se defiende

En este sentido, la Fundació Jaume Fiella defiende que se han seguido los protocolos desde que se detectó el primer positivo, aunque el número de contagios se ha disparado. La fundación niega que hubiera "descontrol" o "falta de registros", y afirma que en todo momento se prestó asistencia a los residentes, con el apoyo del CAP del Hospital Comarcal.

"Estas últimas semanas estamos viviendo una dolorosa situación excepcional. Lamentamos profundamente la muerte de nuestros residentes, nos sentimos próximos a las familias que han perdido un ser querido y compartimos el dolor de toda la ciudad de Tremp y el Pallars", afirman en un comunicado.

Llega la Navidad

La situación en la residencia es especialmente delicada a menos de dos semanas de Navidad, periodo en el que la Generalitat anunció que permitiría las visitas a los geriátricos e, incluso, que los residentes pudieran pasar unos días en casa con la familia con motivo de las fiestas.

Sin embargo, la presidenta de la Associació Catalana de Recursos Assistencials (Acra), Cinta Pascual, ha desaconsejado las salidas de los abuelos por las fiestas de Navidad. Otra cosa es que los familiares, en grupos muy reducidos, se acerquen a las residencias en estas fechas señaladas, y que los encuentros siempre tengan lugar en un espacio al aire libre.