Menú Buscar
Germà Gordó ante el TSJC / FOTOMONTAJE DE CG

Reprimenda del TSJC a la Fiscalía por el 'caso Gordó'

El magistrado Carlos Ramos afirma que no existen indicios de que el exconsejero tenga fondos en el extranjero, por lo que no le prohíbe abandonar España

3 min

“Por lo que respecta a la medida cautelar relativa a la prohibición de salida del territorio nacional, el único argumento ofrecido por el fiscal para poder disponer la misma, la eventual posesión de fondos en el extranjero, no tiene ―al menos por el momento― asiento indiciario alguno, razón por la cual su imposición carecería de apoyatura legal”. Así, con contundencia y de un plumazo, el magistrado Carlos Ramos desestima la petición del fiscal anticorrupción y se niega a prohibir que Germà Gordó abandone España, tal y como había pedido el Ministerio Público.

Los fiscales sostienen que Gordó tiene fondos en el extranjero pero Ramos (que había sido también fiscal), afirma en el auto que se acaba de conocer que “este no es el caso, cuando se ignora que el investigado posea bienes en el extranjero”.

No a todo

El magistrado que ayer interrogó durante cuatro horas al exconsejero de Justicia de la Generalitat y actual diputado en el Parlamento catalán Germà Gordó tampoco ha aceptado la petición del fiscal de volcar el contendido de los dos teléfonos móviles del acusado.

Uno de ellos, su celular profesional, ya lo entregó, y el otro, uno particular, no.

Ramos, con argumentos “excesivamente parcos y simples”, según fuentes de la Fiscalía, afirma que en cuanto al terminal proporcionado por el Parlament al investigado para el ejercicio de su cargo como diputado, la somera comprobación efectuada el jueves por un especialista informático de la policía judicial, a presencia y con el consentimiento del investigado y de su abogado, ha permitido comprobar que resulta inútil. Considera que no existen en el móvil más datos que los asociados a la cuenta Outlook del Parlament, que ya fueron intervenidos el pasado 20 de julio del servidor correspondiente.

Luces y sombras

Sin embargo, el enfado de la Fiscalía se acentúa en lo concerniente al otro teléfono móvil, el de uso particular que no entregó. Ramos se niega a estudiar el contenido de dicho celular alegando que “en cuanto al terminal que el investigado utiliza para el ejercicio de su profesión de abogado, no existe indicio alguno de que pueda tener datos de interés para la investigación, por lo que, conforme al art. 588, no se justifica la práctica de la diligencia propuesta respecto de ella”.

¿Cómo sabe que no existen indicios?, se preguntan en la Fiscalía. Abogados consultados al respecto se felicitan de la decisión de Ramos “porque estamos hartos de investigaciones prospectivas ”.