Menú Buscar
Un vagón abierto de Rodalies / RENFE

Renfe pide la colaboración de Mossos para mejorar la seguridad

El operador solicita una reunión extraordinaria con el cuerpo de seguridad tras la brutal paliza a tres vigilantes de seguridad privada en Pineda

02.12.2019 12:27 h.
3 min

Renfe ha movido ficha tras la brutal paliza que recibieron tres vigilantes de seguridad privada la madrugada de este domingo en la estación de Pineda de Mar (Barcelona) tras intervenir en una pelea dentro de un tren. El operador ferroviario ha solicitado una reunión extraordinaria de urgencia con los Mossos d’Esquadra para abordar la inseguridad que se vive a determinadas horas en algunas líneas. De forma concreta, las que están cerca de zonas de ocio.

El objeto del encuentro será evaluar los hechos que ocurrieron y “analizar qué medidas complementarias se deben añadir”, indican los portavoces del operador público. Reconocen que es necesario reforzar la seguridad en algunas estaciones y convoyes, como el que recorría el trayecto entre Blanes (donde hay una zona de ocio conflictiva) y Barcelona en el que se originó la agresión.

Ataque en Pineda

Los tres vigilantes de seguridad privada intervinieron para separar a dos grupos de jóvenes que empezaron a discutir dentro del tren. Les hicieron bajar en Pineda de Mar antes de que la pelea fuera a mayores y fue allí cuando todos ellos, unas 15 personas, emprendieron la acción violenta.

El cuerpo de seguridad catalana tuvo que intervenir para frenar el ataque. Su intervención se saldó con dos detenidos, uno de ellos menor de edad, acusados de los delitos de lesiones. En cuanto a los vigilantes, uno de ellos ha perdido parte de la visión de uno de los ojos al recibir el impacto de una pedrada. Los otros dos requirieron atención médica, incluso puntos de sutura por las heridas que les habían infligido. También se sufrió por la seguridad del resto del pasaje del tren, ya que los asaltantes arrojaron piedras contra el convoy.

Medidas que se pueden aplicar

No es la primera ocasión en que se registra una agresión en este sentido en la red de transportes públicos catalana. Los sindicatos del sector, como el profesional mayoritario ADN, han exigido que se autorice a los trabajadores de la seguridad privada a llevar más material con el que se puedan defender ante estas situaciones extremas. Entre ellos, el uso de gas pimienta.

Los mismos portavoces de Renfe recuerdan que son los Mossos los que deben determinar qué medidas y elementos de defensa se deben usar en las instalaciones y qué acciones se pueden llevar a cabo. Por lo que se espera avanzar en esta materia en el encuentro.

Responsables de seguridad

También recuerdan que los servicios de seguridad privada están contratados por el operador estatal para complementar la que deben dar los diferentes cuerpos de seguridad del territorio, ya sea policía local como Mossos. Por lo que reclaman que también cumplan su papel para evitar que se repitan sucesos como el de este fin de semana.