Menú Buscar
Renfe ha aumentado los controles de seguridad en el AVE.

Renfe aumenta los controles de seguridad en las líneas de AVE

La operadora blinda las estaciones y registra a los pasajeros por la alerta antiterrorista

I.J./Redacción
2 min

Sin alarmismo, pero con firmeza. Renfe ha aumentado los controles en la red de Alta Velocidad Española (AVE) en línea con el nivel 4 de alerta antiterrorista que rige en España desde junio. Fuentes internas de la compañía han confirmado que el blindaje afecta tanto a trabajadores como a pasajeros.

“A los viajeros se les obliga a pasar la chaqueta y otros enseres personales por el escáner de rayos X, cuando antes era sólo el equipaje. A los trabajadores se les pide que estén acreditados en las zonas restringidas al personal. Cuando alguien ajeno a la compañía quiere acceder a uno de estos espacios, hay que pedir permiso al director de seguridad”, explica un empleado.

Habituales

Un portavoz de Renfe ha señalado a Crónica Global que “los controles dispuestos son los habituales en este tipo de transporte y no han aumentado”. No obstante, la rutina diaria de las conexiones de AVE desmiente esa versión. “En las estaciones de Chamartín o Atocha los controles son especialmente notables”, asegura una fuente interna.

Otro trabajador ilustra que tanto empleados de la operadora como de las subcontratas de Renfe deben pasar por los nuevos controles. "Ahora pasamos todos por el arco: viajeros y trabajadores. Pero no provoca molestia ni colas, simplemente es así", asegura el empleado. 

Plan antiterrorista

Algunas de las medidas previstas figuran en el Plan Nacional Integral de Seguridad Ferroviario, que los ministerios de Fomento y del Interior aprobaron el 10 de septiembre. El documento prevé un aumento de la seguridad en la alta velocidad similar a la que nueve países europeos aprobaron en agosto tras el intento de atentado en un tren Thalys entre Bélgica y Francia el 21 de agosto.

Entre otras, los estados miembros de la UE aprobaron intensificar el control de la identidad de los pasajeros, además de mayor inspección de equipajes y monitorización visual.

Antes, Renfe ya había introducido los billetes nominales, que sólo permiten al pasajero identificado ocupar su asiento dentro del convoy. La titularidad de la plaza se estrenó en mayo y rige en el AVE, trenes Avant y Larga Distancia.