Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de la estación de Barcelona Sants de Renfe, donde Adif ejecuta unos trabajos de mejora de la instalación que causan caos / EFE

Renfe culpa a Adif del caos de Rodalies

Otra jornada convulsa para los indignados usuarios del tren a causa de las obras en la Estació de Sants mientras nadie asume la responsabilidad

5 min

Renfe reconoce públicamente que existe un enorme cansancio por los incumplimientos de Adif después de que los usuarios estallaran, especialmente en redes sociales, por un nuevo día de mal servicio, retrasos y aglomeraciones justo nada más acabar la primera jornada del toque de queda impuesto por el Govern en un desesperado intento por frenar el avance del coronavirus. Adif, en cambio, justifica en problemas logísticos de última hora el motivo por el que las obras que han generado las afectaciones en la red no acabaran a tiempo. En medio, los sufridos usuarios de Rodalies que, un día sí y otro también, son las víctimas de una situación que se repite con demasiada asiduidad.

Adif ejecuta dos nuevas fases de las obras de infraestructura necesarias para adaptar el esquema de vías de estacionamiento de ancho convencional de la estación de Barcelona Sants a la nueva configuración. Esto permitirá disponer de cuatro vías para la parada de los trenes que acceden a la terminal por cada uno de los dos túneles de acceso.

Rodalíes reduce convoyes

Este proyecto, conocido como 4+4 y que supone una inversión superior a los 8,9 millones de euros, permitirá implantar un nuevo esquema de vías en la estación de Sants. Esto resulta de gran importancia para la mejora del servicio, ya que permitirá optimizar y flexibilizar la capacidad de la infraestructura y de la explotación en el núcleo central de la red ferroviaria de Barcelona.

Desde que finalizó el toque de queda, la jornada en las estaciones y en los trenes ha sido muy convulsa. Adif no finalizó a tiempo los trabajos que debía realizar este fin de semana correspondiente a la cuarta de las 11 fases de que constan estas obras. Debido a ello, Rodalies decidió reducir la oferta habitual de trenes para “intentar no generar un colapso todavía mayor en Sants”.

Adif se justifica

Todo ello ha provocado un nuevo capítulo de indignación entre los pasajeros, que además han tenido que soportar el trayecto al puesto de trabajo en pésimas condiciones, especialmente agravadas por la lógica preocupación a un hipotético contagio de coronavirus.

Mientras desde Adif se ha asegurado a Crónica Global que “ha sido un problema imprevisto de última hora por el que lamentamos las molestias ocasionadas”, en Renfe admiten que existe cierto cansancio por “los reiterados incumplimientos” del administrador de Infraestructuras Ferroviarias que, según un portavoz de Cercanías, se reiteran desde finales de septiembre. “Hemos acumulado retrasos superiores a 15 minutos en más de 2.000 trenes desde entonces”, desvela un portavoz de Renfe.

Renfe culpa a Adif

“Desde el inicio del servicio, la demora de Adif en entregar los trabajos que ejecuta en Sants relacionados con el 4+4 reduce de forma significativa la capacidad operativa en esta estación. El retraso de Adif en la ejecución de estas obras comportará afectaciones generalizadas en todas las líneas de Rodalies”, ha explicado Renfe en un comunicado emitido a primera hora de la mañana de este lunes.

“Entendemos que el viajero firma un contrato con nosotros”, admite el portavoz de Renfe, quien quiso insistir en tres mensajes al usuario: “Hemos sufrido un incumplimiento de Adif, que no nos comunicó nada, pedimos disculpas por los trastornos ocasionados a los pasajeros y reiteramos que el servicio es seguro”.

En cuanto a cuándo estarán subsanados estos graves problemas de movilidad, el portavoz de Adif expresó su confianza en que “mañana no debe haber ya ningún problema porque esperamos que todo quede solucionado a lo largo del día de hoy”.

Destacadas en Vida