Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Ojo de una persona que sabe que reinventarse será fundamental para seguir trabajando / PXHERE

¿Por qué reinventarse será fundamental para tener trabajo?

La sociedad vive momentos de cambios radicales, por lo que para conservar el empleo hará falta ser más flexible y formarse en nuevas áreas

5 min

En su libro Abundancia: El futuro es mejor de lo que usted cree, Peter H Diamandis y Steven Kotler sostienen que la humanidad está entrando en un periodo de transformación radical en el que la tecnología mejorará la vida de cada persona del planeta. “Indudablemente estos beneficios tendrán su contracara, como es el caso del trabajo: la automatización nos alcanzará a todos y cambiará las reglas del juego, desde los obreros hasta los profesionales más capacitados”, sostiene Rafael Tamames, socio fundador de Findasense.

El autor del libro ¿Qué robot se ha llevado mi queso? opina que visiones más críticas como la de Yuval Noah Harari (autor de Sapiens, Homo Deus y 21 Lecciones para el siglo XXI) plantean la incógnita de si las personas serán capaces de reinventarse con la velocidad que los cambios tecnológicos demandan. "Si uno quiere trabajo tendrá que reinventarse a sí mismo en algo diferente", señalaba Harari, para el que la idea de ‘un trabajo para toda la vida’ irá desapareciendo. Algo que ya es visible actualmente, ya que los perfiles profesionales necesitan ser flexibles, la formación veloz, puntual y continua.

Ciencia de datos

Para el historiador israelí, en el año 2050 un periodista deberá pensar en otro trabajo que no tendrá que ver con el periodismo. Sin embargo, los estadísticos, los sociólogos o los matemáticos han multiplicado sus oportunidades de encontrar trabajo si se compara con tiempos pasados.

El campo de la ciencia de datos hace que estas disciplinas ‘duras’ encuentren nuevas posibilidades de aplicación. No es de extrañar, que entre los perfiles con mejores proyecciones de crecimiento de España se encuentren los analistas de datos y los desarrolladores de big data, además de todos los perfiles relacionados con las TIC. En esta última área, perfiles mixturados, como matemáticos con conocimientos de informática, serán sumamente relevantes en el ámbito del internet de las cosas, otro sector que se proyecta con alta demanda de trabajo.

La clave está en la educación

Más allá de los diversos enfoques, datos de la Federación Internacional de la Robótica (IFR) afirman que Corea del Sur, el país más robotizado del mundo, tiene un nivel de desocupación no superior al 4 % en los últimos cinco años. “Es decir, el país más robotizado tiene uno de los paros más bajos del planeta. Entonces, ¿son sólo los robots los que permiten tener un paro tan bajo? Parece que no. Corea del Sur destina más del 7 % de su PIB anual en educación. Y ha sido justamente la educación la que ha provocado el rápido avance de esta nación hasta llegar a ser una de las más prósperas del mundo”, detalla Rafael Tamames.

Sin embargo, también habría que repensar esa educación para que sea efectiva. Siguiendo el criterio de David Roberts, vicepresidente de la Singularity University, “debemos pensar más en aprendizaje que en educación”. Esto es igual a fomentar una cultura de emprendimiento e innovación, para hacer que las herramientas tecnológicas se transformen en oportunidades para las personas.

Nuevas herramientas de enseñanza

Por su parte, el periodista Andrés Oppenheimer se refiere a una nueva manera de aprender y enseñar. El premio Pulitzer opina que el conocimiento es transmitido de manera más eficiente por el buscador de Google o los robots que por los profesores. “Lo que no pueden hacer los robots es transmitir valores, fomentar la curiosidad, motivar y ayudar a los niños a encontrar su pasión”, sostiene. Por eso el factor humano seguirá siendo importante en áreas como la educación y muchas otras, pero tendrá distintos roles a los de hoy.

“La tecnología siempre imprime cambios al mundo en el que vivimos, la clave está en cómo nos relacionamos con ella”, concluye Tamames. “Como afirma el filósofo y pedagogo José Antonio Marina, esta época que ha visto nacer el machine learning, es también una época que debemos afrontar como una learning society”.

Destacadas en Vida