Menú Buscar
La Reina Letizia, junto a la Reina emérita Sofía, a su llegada para visitar al Rey emérito Juan Carlos en el hospital madrileño donde ha sido operado / EFE

La última "pulla" a la Reina Letizia: habla Eugenia Martínez de Irujo

La duquesa de Montoro publica un emocionante mensaje de apoyo a Doña Sofía en Instagram

3 min

Es la última pulla a la Reina Letizia tras la pugna pública que mantuvo la regente con Doña Sofía, esposa del Rey Emérito, Juan Carlos I, y Reina emérita por derecho propio. Eugenia Martínez de Irujo, hija de la Duquesa de Alba y titular del Ducado de Montoro, ha utilizado Instagram para enviar un mensaje velado a la reina consorte.

"Gracias Reina Sofía por ser siempre tan espectacularmente impecable. Este día fue el más triste de mi vida pero ella me consoló con todo cariño... Nunca lo olvidaré", ha señalado la aristócrata. Ha compañado el mensaje en la red social de imágenes con una captura de ella misma abrazando a Doña Sofía en el funeral de su madre, la Duquesa de Alba, el 21 de noviembre de 2014.

Apoyo popular

Su publicación en Instagram ha generado casi 30.000 me gusta en pocas horas. La ola de apoyo popular sigue a los pitidos y abucheos a la Reina Letizia después de su desplante a la Reina emérita en la Catedral de Palma el Domingo de Resurrección.

El rifirrafe entre ambas se produjo cuando la reina consorte trató de impedir que Doña Sofía posara con sus nietas, las infantas Leonor y Sofía, para una foto ante los periodistas y el público congregado ante el edificio religioso también apodado como La Seu.

Firman la paz

Tras ese episodio, estalló una corriente de simpatía hacia la esposa del Rey emérito y diversos expertos cuestionaron la vulneración pública del protocolo protagonizada por la Reina Letizia.

Finalmente, la Casa Real escenificó la paz entre suegra y nuera el sábado. En una visita al Hospital Universitario Sanitas La Moraleja de Madrid, donde el Rey emérito ha sido operado para sustituirle la prótesis de rodilla que le fue implantada hace siete años, Doña Letizia bajó la primera del coche en el que viajaba con el jefe de Estado y abrió la puerta trasera para que saliera la Reina emérita, en un gesto de evidente cortesía.