Menú Buscar

Registradas empresas de Roures por pagar sobornos para retransmitir el Mundial

El FBI y la UDEF peinaron las sedes de Imagina y Media Word en España para certificar con nuevas pruebas la existencia de pagos millonarios a directivos de la FIFA

Gerard Romy, uno de los socios de Mediapro menos conocido, comparte recreación con el mediático Jaume Roures, a la derecha.
C. G. M.
23.05.2016 22:33 h.
4 min

Agentes especiales del FBI y de la UDEF registraron el 14 de diciembre la sede social y otras dependencias de la empresa Imagina (perteneciente al entramado societario de Mediapro, propiedad del empresario Jaume Roures) en Barcelona y Madrid.

Las entradas se llevaron a cabo en el marco de una investigación por soborno y blanqueo de capitales que dirige la fiscalía estadounidense contra la antigua cúpula de la FIFA, sospechosa de corrupción, y las personas y empresas que habrían colaborado con ella para obtener provecho específico del negocio de retransmisión del Mundial de Brasil.

El FBI al frente

Según ha podido conocer ahora Crónica Global, el juzgado central de instrucción número 3 de la Audiencia Nacional aceptó la petición de la justicia norteamericana y autorizó los minuciosos registros policiales en Pozuelo de Alarcón (Madrid) y en el numero 177 de la avenida Diagonal de Barcelona.

El FBI tenía como objetivo principal al socio fundador de Mediapro junto a Jaume Roures, el empresario Gerard Romy Delilos, y al administrador de Imagina en Madrid, Jonathan Chumming.

Pago de mordidas

Según ha podido saber Crónica Global en fuentes de la investigación judicial, en Estados Unidos se indagan pagos ilícitos de comisiones millonarias que partieron del entramado societario que dirige Jaume Roures a altos directivos de la FIFA, a destacados líderes de federaciones nacionales y a directivos de la asociación UCAF (que engloba a diversas federaciones centroamericanas). Los investigadores sostienen que el grupo de Roures llevó a cabo esos pagos y se benefició del negocio televisivo del fútbol.

Los pagos tendrían supuestamente por objeto, según las fuentes consultadas, que se otorgasen los contratos de retrasmisión de los partidos de los mundiales de fútbol de Brasil a la compañía de Roures.

Tres contratos sospechosos

El FBI investiga también tres contratos obtenidos por las filiales de Mediapro entre 2008 y 2015. Uno, de 21 millones de euros; otro de 3,2M€ y un tercero de 2,7M€.

Según fuentes cercanas al Federal Bureau of Investigation (FBI), desde el grupo empresarial que dirige Roures se habrían pagado al menos tres comisiones de 1,5 millones de euros a directivos de la FIFA y a altos ejecutivos de otras federaciones nacionales para obtener dichos contratos.

¿Cuál es la justicia competente?

Las diligencias de investigación criminal se amplían también al presunto delito de blanqueo de capitales.

Fuentes de la fiscalía destacan que aún no se ha resuelto el conflicto jurisdiccional sobre qué órgano y qué país ha de procesar y juzgar, eventualmente, a los imputados en España. La defensa jurídica de Mediapro, no toda ella coordinada, se inclina porque el caso se quede en España para evitar la dureza de la legislación estadounidense en esta materia.

Directivos imputados

Fuentes judiciales basadas en Miami han explicado a este medio que tanto Gerard Romy como Jonathan Chumming están técnicamente imputados en esta causa aunque la comisión rogatoria no incluyó, de momento su interrogatorio.

Unas semanas antes de los registros en España, Mediapro despidió a la cúpula de su filial en EEUU. Roger Huguet, hasta entonces consejero delegado y socio minoritario, y Fabio Tordin, alto ejecutivo, fueron fulminados de sus puestos. El FBI había entrado días antes en la sede de Media World en Miami. Ese registro y la confesión de Huguet fueron el detonante para que la investigación se trasladara hasta la matriz española y sus instalaciones en Barcelona y Madrid.

Huguet y la fiscalía americana habrían pactado su colaboración para desentrañar nuevos protagonistas del caso que hasta ahora se han mantenido fuera de la investigación, pero que según fuentes policiales están directamente implicados.
¿Quiere hacer un comentario?