Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un protocolo del Hospital del Mar reduce a la mitad el postoperatorio en pacientes intervenidos de juanetes /EP

Reducen a la mitad el postoperatorio en pacientes intervenidos de juanetes

Un protocolo del Hospital del Mar permite a los pacientes operados de esta deformación del pie ahorrarse las molestias derivadas del uso de zapatos rígidos

3 min

Un protocolo permitirá reducir a la mitad el postoperatorio en pacientes intervenidos de juanetes. Lo ha aplicado el Hospital del Mar, que ha acortado el tiempo durante el cual los pacientes tienen que llevar zapatos rígidos. 

El proyecto ha sido premiado en el congreso de la European Foot and Ankle Society, y permite a los pacientes ahorrarse parte de las molestias derivadas del uso de este tipo de calzado --por ejemplo, dolores en las articulaciones y alteración de la forma de caminar--, así como reducir visitas hospitalarias. 

De seis semanas a tres

El nuevo protocolo está avalado por un estudio con 200 pacientes que certifica su idoneidad para la recuperación postoperatoria en personas intervenidas de juanetes, o la llamada hallux valgus, la deformidad más frecuente en el pie. Hasta ahora, un paciente que se sometía a esta intervención tenía que llevar un zapato ortopédico entre seis y ocho semanas. Pero este tiempo se puede acortar a tres semanas, con tres visitas al hospital: una para cambiar el vendaje, otra para quitar los puntos y una tercera de seguimiento. 

Los juanetes son una patología muy habitual que afecta al 30% de los adultos y a un 70% de personas mayores, y está vinculado al uso de un calzado inadecuado. Además, tiene un componente genético. Cada año se operan unos 250 pacientes en el Hospital del Mar de Barcelona. 

Resultados avalados

Albert Ginés, adjunto de la Unidad de Pie y Tobillo del Servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología, explica que “el calzado rígido que tienen que llevar los pacientes tras la operación genera complicaciones, como la alteración de la marcha, dolor en la pantorrilla, problemas en las articulaciones relacionadas con la marcha e, incluso, en la zona lumbar”. 

Para validar este protocolo compararon dos grupos de 100 pacientes intervenidos de juanetes. Uno siguió el nuevo protocolo de tres semanas y el otro el habitual de ocho, analizaron posibles efectos adversos de la retirada precoz del zapato rígido de protección, y los resultados demostraron que la retirada rápida del zapato no implica peores resultados